Nacional

Preso de Punta de Rieles estudia ingeniería; va todos los días en bicicleta

Tiene 35 años y estuvo preso en varias ocasiones. Hoy, arrepentido de su pasado y orgulloso de su presente, cuenta su historia.

Roy Vitalis tiene 35 años, está preso en la cárcel de Punta de Rieles y sueña con ser ingeniero. Para eso toma clases todos los días en la Facultad de Ingeniería, en el Parque Rodó.

Es hijo de una familia de clase media de Jacinto Vera y nunca tuvo necesidad de salir a robar, pero empezó en peleas entre bandas cuando era un adolescente y luego se inició en las rapiñas, según contó a El País.

A los 19 años ya estaba preso y cuando salió libre, poco después, reincidió y fue a parar al Penal de Libertad.

"Siempre apunté a trabajar adentro de la cárcel como forma de reducir la pena. Eso es lo más difícil. Confeccionar un corte y luego hacer un video para la televisión eso es lo más fácil", dijo Roy al matutino y contó que leía todo lo que encontraba en la biblioteca de la cárcel.

En 2008, estando en Cárcel Central, comenzó a estudiar para finalizar 5º año de liceo, con la idea de formarse luego en Abogacía. Fue en ese momento cuando conoció a Ivana, su pareja actual, que es docente de Física y parte importante en su cambio de vida.

Según la crónica de El País, Roy descubrió su vocación por la Ingeniería cuando escuchó una entrevista al entonces decano de esa Facultad, Héctor Cancela. Continuó con sus estudios y finalizó el liceo, para luego, en 2011, insertarse en la facultad.

Al principio debía ir a clases con grilletes y cuatro custodias, pero desde el centro de estudios respondían que no podían ingresar personas armadas. Pasó más de un año con esas dificultades, hasta que en mayo de 2014 su abogada pidió al director del Instituto Nacional de Rehabilitación, Luis Mendoza, la libertad transitoria de Vitalis por estudio. Su pareja, Ivana, firmaría como tutora.

Las autoridades lo autorizaron y así Roy pudo concurrir como uno más a la Facultad. “Miraba los salones, los estudiantes, todo. ¿Será real esto? ¿Estoy acá? Era el comienzo de un sueño para mí", dijo a El País.

Para ir a clases, Roy sale en bicicleta a las 9.00 del penal de Punta de Rieles y regresa a las 21:30 horas.

"Pido disculpas por todo el mal que hice. Estoy arrepentido. Además estuve un montón de tiempo tirado entre la basura", dijo el recluso a El País.

Foto: Página web de la Facultad de Ingeniería

 

Dejá tu comentario