PolíticaJutep | corrupción | Ricardo Gil Iribarme

Presidente de la "junta anticorrupción" desilusionado con sistema político por no votar recursos

La ley de Presupuesto no atendió los planteos de Jutep. No hay voluntad de fortalecer los controles.

El presidente de la Junta de Transparencia y Ética Pública (JUTEP), Ricardo Gil, opinó que hay "un notorio interés" del sistema política para que la corrupción no se investigue ni se controle.

En entrevista con Búsqueda, Gil Iribarne hizo tales afirmaciones tras comprobar que en la discusión en comisión de la Ley de Presupuesto no se votaron los artículos que presentó la Jutep.

Eso fue el 9 de agosto, cuando tuvo lugar la sesión de la Comisión de Presupuesto integrado con Hacienda de Diputados.

Ninguno de los cuatro partidos representados en la comisión votó el pedido de Jutep y esto para el funcionario tiene una lectura contundente.

"No hay dos lecturas posibles (...)el sistema político, más allá de las declaraciones fáciles, no tiene interés en fortalecer el combate a la corrupción".

La falta de recursos resentirá el trabajo de la junta anticorrupción en los desvíos de los funcionarios públicos, dijo Gil Iribarne, quien se mostró "desilusionado" con el sistema.

El riesgo, agregó, es que "los uruguayos terminen pensando que no hay futuro, que el futuro único posible es la impunidad de los corruptos".

Gil Iribarne dijo además que es "peligrosa" la hipótesis que señala que en Argentina "coimean" y acá no porque "somos buenos". "La idea no es sana, es peligrosa", agregó.

Lo que está ocurriendo en Argentina con los "Cuadernos de la Corrupción" y lo que sucedió en Brasil con Lava Jato son asuntos que interpelan a los vecinos.

"Estamos viendo del lado de allá en el río, como vimos en la frontera norte, un incendio en materia de corrupción. Es una cosa realmente grande, generalizada, es muy fuerte. Por un lado, eso muestra que cuando nos enojamos acá con las cosas que vemos, tenemos que acotarlo, no estamos en ese extremo de situación como en los dos países vecinos. U eso hay que reconocerlo y hay que repartir de esas fortalezas. Pero, más allá de eso, si del otro lado hay un incendio, tenemos que tomar medidas y no hacernos los distraídos", dijo el presidente de Jutep.

Pone como ejemplo el caso de empresas que están implicadas en el sistema de coimas detectado en Argentina y operan en Uruguay. "Creo que Uruguay debería tomar medidas preventivas que es, justamente, citar a esas empresas, preguntarles cuál es la situación, cuáles son las normas (...) antisoborno y anticorrupción, y ejercer sobre ellas mayor control".

HOJA DE VIDA

Ricardo Gil Iribarne estudió Ciencias económicas a fines de los 60.

En ese entonces, se unió a la Fuerza Revolucionaria de los Trabajadores (FRT), una organización que surgió de una escisión en el Movimiento de Liberación Nacional (MLN- Tupamaros) y que fuera el precedente del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP).

Con el apodo de "Quique", realizaba tareas de organización y obtenía documentos falsos para militantes que pasaban a la clandestinidad

Cayó preso en 1972, Su captor fue el capitán Armando Méndez. Fue torturado en distintos establecimientos militares.

En octubre de 1974, ya libre, pidió permiso para ir a vivir Buenos Aires con su esposa.

Cuando intentaba introducir material considerado "subversivo", fue detenido en 1976 .

Volvió a ser torturado en "300 Carlos" y otros centros, y allí conoció cara a cara a reconocidos violadores de los derechos humanos como Manuel Cordero.

Esta vez permaneció preso hasta octubre de 1984. Sorpresivamente, lo llevaron en camión desde el Penal de Libertad a la casa de sus padres.

Pocos meses después dejó de militar en el PVP porque no se sentía en sintonía con el grupo.

Ingresó a trabajar al sector privado. Se incorporó a Cofac, una cooperativa de ahorro y crédito que le pareció una muestra de lo más ético que podía ofrecer el sistema financiero.

Paradójicamente, Cofac terminó ocasionando una grave crisis financiera más de 20 años después al entonces presidente Tabaré Vázquez.

El Banco Central retiró los permisos para operar a la cooperativa para evitar la fuga de depósitos. Gil Iribarme esperó la reapertura, dio la cara con sus clientes -básicamente pequeños ahorristas- y renunció.

Trabajando en la solución para Cofac se reencontró con Jorge Vázquez, un viejo conocido del FRT, quien lo invitó a trabajar con él en Presidencia.

Lo terminaron designando presidente del Consejo Directivo del Centro de Capacitación en Prevención del Lavado de Activos, lo que sería luego la Secretaría Nacional Antilavado.

Dejá tu comentario