Deportes

Prensa inglesa da por descontado que Suárez se va de Liverpool

Tildado de "sociópata" por el sensacionalista The Sun, golpeado por la decepción que generó en propios y extraños, ahora apareció el dedo inquisidor del dueño del club

 

En Inglaterra los inversores cuentan. Y cuenta también ser buen deportista más que ser un gran atleta. Una liga que debió afrontar la larga sombra de los hooligans y la extrema violencia, persigue y reprime cualquier invitación al enfrentamiento dentro de los campos de juego.

Negarle la mano a Patrice Evra en el último partido ante Manchester United hizo que cayeron sus últimos bastiones de protección, según una nota publicada hoy en El País.

El Fenway Sports Group es la empresa esradounidense propietaria del equipo de Anfield. Es una corporación importante que, entre otras cosas, maneja también los Boston Red Sox. La posición de sus directivos obligó a Kenny Dalglish a pedir disculpas por Suárez y al propio jugador uruguayo a reconocer una vez más un error.

The New York Times publicó una nota que fue definitoria para que los empresarios John Henry y Tom Werner decidieran involucrarse seriamente en el affaire Suárez.

"Lo que ocurrió fue uuna vergüenza presenciada por televidentes alrededor de todo el mundo. Es hora de que los líderes del Fenway Group dejen en claro cuál es la dirección que el equipo debe tomar", escribió el influyente diario.

Un dato adicional: The New York Times es propietario de 7.5% del Fenway Group.

Uno que terminó de hundir a Suárez es el técnico de Manchester United, Sr Alex Ferguson, el decano de los entrenadores de Reino Unido y toda una institución en el país, con lo que ello significa en un país donde las instituciones pesan mucho.

El diario The Sun -de tendencia sensacionalista- indicó que el jugador uruguayo es "incontrolable", un "traidor" y se animó a calificarlo de "sociópata".

Todos los esfuerzos que Suárez ha realizado para triunfar en el fútbol inglés vienen cayendo uno a uno, pese a su gran rendimiento. "Estamos decepcionados con él", dijo Ian Ayre, director de Liverpool. "Esperamos qe ahora entienda lo que se espera de alguien que representa a este club".

Según el diario El Observador, tras estos hechos el Liverpool no autoriza al jugador a realizar declaraciones.

El próximo domingo, Luis Suárez, de 25 años, el jugador más prometedor de la selección uruguaya, deberá rendir un nuevo exámen. Esta vez su equipo enfrentará al Brighton de Gustavo Poyet, uno de los tantos compatriotas que puso en juego su imagen para defenderlo en forma pública.

Los medios ingleses indican que ya hay poco para hacer más allá de los 23.5 millones de libras que invirtió Anfield en él. Es casi seguro que Suárez se irá cuando se abra el mercado de verano. Con su cotización estancada por el incidente Evra, es probable que muchos equipos españoles le echen el ojo. El real Madrid de Mourinho ya expresó su deseo de contar con él.

Dejá tu comentario