tsunami | alerta | Nueva Zelanda

Potentes sismos activan alarmas de tsunami en la cuenca del Pacífico

Debido a la alerta, la base antártica Artigas debió ser evacuada. Tras el cese, los uruguayos retornaron y están bien, informó el ministro Garcías.

Decenas de miles de habitantes de las zonas costeras de Nueva Zelanda, Nueva Caledonia y Vanuatu, se refugiaron este viernes en las partes altas y el interior de los territorios tras una serie de potentes sismos que activaron las alarmas de tsunami en toda la región del Pacífico.

Las alertas de tsunami abarcaron también a países como Perú, Chile o Australia, después de que un trío de sismos de magnitud 7,4, 7,3 y 8,1, además de docenas de fuertes réplicas, mecieran las remotas islas Kermadec de Nueva Zelanda.

Debido a la alerta, la base antártica Artigas debió ser evacuada. El ministro de Defensa Javier García informó que todos los uruguayos allí presentes están bien.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FJavierGarcia_Uy%2Fstatus%2F1367777570234761217

Hasta el momento no se habían informado de daños materiales o personales por los sismos.

Las autoridades advirtieron de posibles olas de hasta 3 metros en Nueva Caledonia y Vanuatu, donde los habitantes de la capital Port Vila recibieron mensajes en sus teléfonos con la orden de evacuar y protegerse "en las zonas altas".

Testigos en la ciudad dijeron que se veía una pequeña ola, pero no parecía que podía causar ningún daño.

La alerta de tsunami fue "levantada en el conjunto de los territorios franceses del Pacífico", tuiteó el ministro de Ultramar, Sebastien Lecornu.

La ola más alta, de un metro, se produjo en Nueva Caledonia, en la isla Maré, en el archipiélago de las Islas Lealtad, mientras que en la isla de Pinos, en Yaté y Numea, se observaron olas de 45 y 80 centímetros, según la seguridad civil local, que aseguró que no se produjeron daños.

El portavoz de los servicios de emergencia Alexandre Rossignol, del territorio francés de Nueva Caledonia, advirtió en la radio local a la población que "saliera de las zonas de playa y suspendiera todas las actividades acuáticas y no fueran a recoger a sus hijos al colegio para evitar crear atascos".

Otras regiones estaban en alerta, aunque con olas potencialmente menos peligrosas, como Nueva Zelanda donde la orden de evacuación en varias zonas costeras fue levantada después de algunas horas.

Las alertas de tsunami se activaron en países como Perú, aunque sin orden de evacuar, o Chile, que decretó "Alerta Amarilla en las comunas del borde costero" y "Estado de Precaución, que establece, preventivamente, abandonar zona de playa ante tsunami menor con olas de hasta 1 metro".

Dejá tu comentario