Sociedad Casa de Galicia | Médicos | SMU

Policlínicas suspendidas y cirugías programadas en Casa de Galicia se retoman desde el lunes

Los médicos de la mutualista fueron recibidos por Diputados. Alrededor de mil profesional trabajan en la institución. La deuda con ellos es de $120 millones.

La Asociación de Médicos y Practicantes de Casa de Galicia junto al secretario del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), comparecieron este viernes a la Comisión de Legislación del Trabajo y Seguridad Social de Diputados.

La presidenta de la Asociación, Ximena Carrera, cuestionó el desplazamiento de la intervención del Ministerio de Salud Pública por resolución judicial, lo que generó que la mutualista se quedara sin dirección técnica.

Durante la intervención del MSP, “se ordenó en ciertos aspectos la asistencia y se mantuvo al tanto todos los aspectos del concurso, por la situación crítica desde el punto financiero, que tenía la institución”, afirmó Carrera en la sesión, según la versión taquigráfica a la que accedió Subrayado.

La ausencia de dirección técnica “generó una serie de deterioros asistenciales, que desembocaron en una situación asistencial crítica que fue subsanada por la resolución del juez del día de ayer y la participación de los actores del Estado en la garantía de la asistencia”.

Carrera manifestó la preocupación de los médicos y del personal no médico por el cese de actividades de Casa de Galicia, que pone en jaque los puestos de trabajo de todos los integrantes de la institución. En la mutualista trabajan alrededor de 1.000 médicos. Las deudas de la mutualista con ellos rondaría los 120 millones de pesos.

Los médicos destacan el compromiso de todos los trabajadores en la continuidad asistencial y están expectantes con respecto al pago del aguinaldo como “componente mental de un equipo sanitario que viene boicoteado desde hace dos años y a quienes se le va a acabando la resiliencia y la reserva mental para afrontar decisiones críticas”.

El secretario general del SMU, José Minarrieta, expresó que las prioridades son dos: la continuidad asistencial de los alrededor de 43.000 usuarios de Casa de Galicia y la preservación de las fuentes de trabajo de médicos y no médicos.

“Estamos en condiciones y con la voluntad de sentarnos a conversar con todos los actores que sea necesario para lograr una salida negociada. A nuestro entender, esa salida negociada tiene que respetar, como una de las prioridades, las fuentes de trabajo que están en juego”, afirmó Minarrieta en Diputados.

Carrera expresó que los gestores de ASSE trabajan en los ajustes de los aspectos asistenciales como en retomar las policlínicas suspendidas y las cirugías programadas a partir de la semana que viene.

LEGISLADORES CASA DE GALICIA

Dejá tu comentario