AFP

Policía de Uganda califica la explosión de "acto de terrorismo doméstico"

La policía de Uganda señaló este domingo que la explosión que mató a una persona e hirió a otras tres la vispera en un popular restaurante situado al norte de Kampala, se debió a un "acto de terrorismo doméstico".

La policía de Uganda señaló este domingo que la explosión que mató a una persona e hirió a otras tres la vispera en un popular restaurante situado al norte de Kampala, se debió a un "acto de terrorismo doméstico".

"Los sospechosos detonaron el dispositivo después de que abandonaran la escena", declaró el portavoz Fred Enanga, quien precisó que el explosivo contenía clavos y fragmentos de metal.

"Todas las indicaciones sugieren un acto de terrorismo doméstico", prosiguió Enanga, que indicó que los atacantes llegaron al establecimiento de comida a las 20H30 (17H30 GMT) con una bolsa de plástico que colocaron debajo de una mesa.

Antes, el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, había calificado de "acto terrorista" la explosión.

"Parece ser un acto terrorista, pero encontraremos a los autores", dijo Museveni en un mensaje publicado en su cuenta Twitter.

"La población no debe tener miedo, vamos a derrotar a estos criminales como hemos derrotado todos los crímenes cometidos por esos cerdos que no respetan la vida", agregó el presidente.

Enanga indicó que el grupo parecía poco sofisticado y que los investigadores creen poder rastrear el paradero de los presuntos autores gracias a las pruebas encontradas.

Sin embargo, el vocero no ofreció más detalles sobre la identidad o el motivo.

- Víctima identificada -

La policía informó de que la explosión mató a Emily Nyinaneza, una camarera de 20 años, y que otras tres personas habían sido internadas, dos de ellas en estado crítico.

El toque de queda nacional contra el coronavirus entró en vigor a partir de las 19H00 en Uganda, pero se aplica de manera uniforme.

El alcalde del barrio Kawempe de Kampala, Emmanuel Sserunjogi, indicó que el atentado tuvo lugar en un área popular de vida nocturna.

"La comunidad está asustada. Fue un acto terrible. La gente se despertó con el sonido de la bomba", dijo a la AFP.

Se trata del primer ataque mortal de este tipo en muchos años en Kampala, una bulliciosa ciudad de dos millones de habitantes a orillas del lago Victoria.

Pero, había señales y advertencias en las últimas semanas de un posible atentado.

El 8 de octubre, el grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó un atentado con bomba contra una comisaría en Kawempe, cerca del lugar donde se produjo la explosión del sábado.

A través de sus canales de comunicación, el grupo afirmó que una unidad de su operación en África Central había detonado un artefacto explosivo improvisado que causó heridos y daños a la infraestructura policial.

Las autoridades y los medios de comunicación locales no informaron de explosiones ni de heridos en ese momento, aunque la policía confirmó más tarde que había ocurrido un incidente menor sin proporcionar más información.

Desde entonces, Reino Unido y Francia han advertido a los viajeros de posibles atentados y pedido a Uganda que vigile los lugares altamente transitados como los restaurantes, bares y hoteles.

"Es muy probable que los terroristas intenten llevar a cabo ataques en Uganda. Los ataques podrían ser indiscriminados, incluso en lugares visitados por extranjeros", afirmó una advertencia del Reino Unido.

No obstante, la policía insistió en que no hay indicios de intromisión extranjera en el ataque del sábado.

En 2010, dos atentados con bomba en Kampala contra aficionados que veían la final del Mundial de la FIFA provocaron 76 muertos.

El grupo militante Al-Shabaab de Somalia se atribuyó la responsabilidad de las explosiones en un restaurante y en un club de rugby.

El ataque, el primero de los insurgentes fuera de Somalia, fue considerado como una venganza por el envío de tropas de Uganda al país devastado por la guerra como parte de una misión de la Unión Africana para enfrentar a Al-Shabaab.

moh-np/mbx/rsc/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario