Nacional

Policía ordena retirar obra de arte con Mujica y Topolansky desnudos

La pintura del artista Julio de Sosa fue descolgada de una galería por "órdenes de arriba". La polémica generada a partir de "Génesis Uruguay".


En evidente paralelismo con Adán y Eva, Mujica y Topolansky aparecen en el edén, ambos desnudos, con una hoja sobre los genitales.

Así lucen el expresidente y su esposa, la senadora del MPP, en la pintura "Génesis Uruguay", obra del artista Julio de Sosa.

Mide un metro de alto y en ella se representa el paraíso con dos personas "que se parecen" a Mujica y Topolansky, según la curadora de la obra, Diana Saravia.

Seguramente, dice, es un homenaje y está inspirada en la vida de ambos dirigentes políticos en su chacra de Rincón del Cerro.

La dueña del local en donde se exhibe señala: "Me parece diferente y tengo la tesitura detener obras acá que si bien no gustan a todo el mundo o no están perfectamente realizadas, las expongo a mi criterio, si me gustan"

La polémica está instalada ya que la pintura fue levantada de La Marquería, una galería de arte presidida por Saravia.

La obra estaba instalada desde hacía una semana a pedido del artista.

Entrevistada por El País, Saravia dijo que debió tomar la decisión a partir de una orden policial.

El martes a las 20 horas, dos policías llegaron a su negocio para citarla en jefatura.

"Me pidieron por delicadeza que la obra fuera descolgada", afirmó la curadora de arte.

"Y un pedido de la Policía yo lo cumplo", agregó.

Saravia dijo que la orden "vino de arriba" y que no hubo denuncia.

"La Marquería" está situada en la calle Carlos Quijano y Soriano, a pocos metros de Jefatura de Policía de Montevideo.

A pesar de hacerle caso a la Policía, Saravia cree que la obra tiene valores rescatables.

Los personajes aparecen desnudos en un acto en el que se puede intuir "la prédica de Mujica por la austeridad".

Sobre la rama del timbó hay una comadreja, que revela el "pasado clandestino" del expresidente.

Además, en cuadro hay una lechuza que denota la "sabiduría" y la "claridad" de Mujica.

Un hornero completa la escena para dar cuenta del amor del dirigente político por la tierra.

En escena también está la perra Manuela, mascota del matrimonio.

Topolansky lleva consigo una manzana dorada que la mirología reserva "a las personas virtuosas", dijo Saravia.

El artista llenó de simbología el cuadro, al dibujar también una planta de marihuana, uno de los tantos proyectos sociales de Mujica que se instalaron en la nueva agenda social de esta década.

Hasta anoche, de Sosa no había retirado la obra.

 

View post on imgur.com

Dejá tu comentario