Deportes Copa Libertadores

Peñarol se va de la Copa Libertadores con un 3 a 0 en Medellín

Atlético Nacional jugó un partido a su antojo ante un aurinegro que no supo qué hacer con la pelota. Un golazo de Pabón selló el duelo.

El equipo de alternativa de Peñarol cayó 3 a 0 ante Atlético Medellín. Fue superado en gran parte del partido en todas las líneas por un “verdolaga” que fue el único que propuso mirar al arco contrario.

Peñarol no supo qué hacer con la pelota, careció de juego asociado y salvo Mora –que dio dos pelotas en el travesaño- no supo ofender a su rival.

La defensa de Peñarol cometió varios errores garrafales que dejaron al arquero Lerda en falsa escuadra.

En el primer gol, un descuido dejó el camino abierto para la apertura del marcador por parte de uno de los defensas centrales del Atlético Nacional.

Otra muestra de ello fue el contragolpe del tercer gol, que permitió a Diego Álvarez llegar sólo a la red frente a la pasividad de Juan Alvez y Alejandro González que no llegaron al cierre.

Tal vez nada pudo hacer Peñarol ante el segundo gol de Pabón, un impresionante tiro libre que se metió en el ángulo. Fue el tanto que anudó el partido a favor de los de Medellín. Para entonces lo único que hizo el equipo uruguayo fue durar en la cancha hasta que se terminara el partido.

El mediocampo aurinegro facilitó mucho las cosas. La línea de tres marcadores con Cristóforo, Amodio y Freitas no dio resultado. El único que se salvó del naufragio fue Freitas que, una vez más, dejó todo en la cancha, aunque sin grandes resultados. La línea media fue desprolija para marcar y más desprolija aun para entregar la pelota, una constante en los equipos del fútbol uruguayo. En ello cooperó además una cancha que estuvo bajo lluvia buena parte del partido.

El equipo quedó extendido en cancha, dividido en dos, con solitarios atacantes y el enganche zurdo Facundo Guichón, que no fue la solución.de fútbol que Da Silva esperaba.

 Maxi Pérez sigue sin dar señales de por qué está en Peñarol y Mora hizo lo que pudo jugando de espaldas ante dos corpulentos backs. Trató de: tirarse atrás a buscar la pelota pero durante casi todo el partido fue superado.

Peñarol extraña a Marcelo Zalayeta, a pesar de que su rendimiento ha sido opaco en lo que va del año. No tiene otro jugador de esas características para un equipo que, por el momento, sólo tiene el pelotazo como alternativa cuando las cosas no salen,

Atlético Nacional, que viene de bajas performances en el torneo local, se lució a través de Pabón, el jugador diferente que tiene el equipo. Con el tanto realizado ayer, quedó como goleador de la Copa Libertadores con seis tantos.

Peñarol se va de la Libertadores con un solo punto conquistado y sólo resta saber cómo le irá en la actividad local. Comprometió su liderazgo al perder ante Danubio y al empatar con Defensor. El clásico será su gran patrón de medida, para saber si está en condiciones de pelear por la Tabla Anual y el uruguayo.

Hasta el momento Da Silva no ha logrado mostrar funcionamiento colectivo, sigue sin encontrar un equipo titular, tiene muchos jugadores trascendentes  lesionados o contusos (Zalayeta, Aguiar, Carini, Valdez) y otros cuya titularidad está en tela de juicio (Darío Rodríguez) y que no será nada fácil enviar al banco.

Desde que llegó, Polilla perdió tres partidos, empató dos y ganó dos.

En defensa de Da Silva, se puede decir que llegó a este plantel para comenzar un proceso desde cero con jugadores que no pidió y que arrastran el trauma del despido de Gregorio Pérez.

A Peñarol todavía le queda un partido por disputar en esta serie ante Godoy Cruz el 19 de abril.

Dejá tu comentario