Nacional

Para Mujica, los presos uruguayos delinquen "por chotos"

El presidente habló hoy de la crisis carcelaria. La única solución es crear un grupo de guardiacárceles especializado para acabar con la corrupción.

 

La mayoría de los 9.000 presos que se encuentran en las cárceles uruguayas están allí "por chotos", dijo hoy el presidente José Mujica al hablar en su audición radial sobre la crisis penitenciaria.

Para evitar la corrupción carcelaria, la única solución posible es crear un cuerpo de guardiacárceles que no pertenezcan ni a la Policía ni a las Fuerzas Armadas, dijo el mandatario, aunque reconoció que llevar a cabo el plan "llevará tiempo".

"Hasta es probable que tengamos que conformar ese cuerpo con ex policías y militares", argumentó.

Para Mujica, muchos delincuentes jóvenes "eligen el camino rápido" que "en realidad es el más largo". Advirtió en tal sentido que "ninguna cosa material vale el sacrificio de perder la libertad".

Según el mandatario,  los presos "delinquen por estupidez".

Sobre  últimos motines ocurridos en Comcar y el Centro Metropolitano Femenino de Rehabilitación, y el incidente en el Penal de Libertad -en el que un preso mató a un guardia- , el presidente dijo que el panorama dejó en evidencia que el sistema de cárceles "ha dado un paso atrás".

Realizando motines y desórdenes, los presos "agravan su situación jurídica", "complican a su familia" y generan "degradación" para sí mismos y también para los policías que deben reprimir  estos episodios.

Al asumir, dijo Mujica, el gobierno identificó el tema penitenciario como una prioridad.

Decidió invertir más de 50 millones de dólares en la ampliación de algunas cárceles y la construcción desde cero del nuevo penal de Punta del Rieles y la cárcel de Rivera para la zona Norte del país.

El primer paso para rehabilitar era combatir el "hacinamiento insoportable", explicó Mujica. "La gran zanahoria para el preso es lograr lo antes posible la libertad".

Por ello se intentó implementar planes de 2 por 1 para programas de estudio y trabajo.

El presidente advirtió que la inmensa mayoría de los presos son jóvenes y en tal sentido aseguró que a esa edad "es muy difícil medir" porque "no existe una cuota de sensatez".

Dejá tu comentario