AFP

Papa se reunirá con el ultranacionalista Orban durante su viaje a Hungría y Eslovaquia

El papa Francisco se reunirá el 12 de septiembre con el controvertido ultranacionalista primer ministro húngaro, Viktor Orban, durante su viaje de cuatro días a Hungría y Eslovaquia, confirmó este miércoles el Vaticano.

El papa Francisco se reunirá el 12 de septiembre con el controvertido ultranacionalista primer ministro húngaro, Viktor Orban, durante su viaje de cuatro días a Hungría y Eslovaquia, confirmó este miércoles el Vaticano.

El Vaticano divulgó el programa oficial del viaje de 12 al 15 de septiembre, el primero que realizará el papa tras la operación de colon a la que fue sometido a inicios de julio.

Francisco, que permanecerá siete horas en Hungría, se reunirá con Orban en el Museo de las Bellas Artes de Budapest.

Se trata de un encuentro delicado ya que el jefe de la iglesia católica mantiene fuertes diferencias con el líder ultranacionalista sobre su política migratoria y por las duras leyes húngaras contra la homosexualidad.

Según el programa oficial, la reunión durará cerca de media hora, asistirá también el presidente de Hungría, János Áder y no se pronunciarán discursos.

El papa argentino quiso añadir una etapa de horas a Hungría para celebrar la misa de clausura del 52 Congreso Eucarístico Internacional programado en Budapest.

Ese mismo día, el papa se trasladará a Eslovaquia, donde programó importantes encuentros con las comunidades más emblemáticas de ese país: la judía y la gitana, diezmadas durante la Segunda Guerra Mundial.

- Con judíos y gitanos -

"El Santo Padre está dispuesto a llegar a un lugar donde nadie quiere ir. (...) Es difícil encontrar sacerdotes que estén dispuestos a trabajar aquí y en cambio el papa decidió venir a este lugar tan difícil", comentó en un comunicado Petr Besenyei, representante de la comunidad salesiana presente en el barrio gitano Lunik IX de Kosice, entre los lugares que el papa visitará.

Francisco en efecto tiene programado ir además de Bratislava, la capital, a las ciudades de Presov y Kosice, donde presidirá también una liturgia bizantina y se reunirá con los jóvenes en un estadio.

La víspera de su regreso a Roma, el papa visitará el santuario de Sastin, al norte de Bratislava, donde celebrará la misa.

Fiel a sus costumbres, el papa incluyó la visita al santuario, dedicado a la Virgen de los Siete Dolores, donde se suele celebrar cada año una peregrinación muy importante para los católicos, que incluso durante el régimen comunista la organizaban pese a que se intentó prohibirla.

Al contrario de su etapa en Hungría, donde pronunciará sólo dos discursos ante los obispos y luego ante el consejo ecuménico de las iglesias y algunas comunidades judías, evitando de hecho un encuentro público con las autoridades políticas, en Eslovaquia hablará ante las autoridades civiles y el cuerpo diplomático.

Se trata en general de un discurso de corte político y social, programado en el curso de una visita de Estado, durante la cual se reunirá además con el primer ministro y con el presidente del parlamento.

Fue el mismo pontífice argentino el que anunció el 4 de julio, horas antes de someterse a la operación de colon, su viaje a Hungría y Eslovaquia.

Se trata del segundo viaje apostólico del papa en 2021 después del efectuado en marzo a Irak en pleno brote de coronavirus y de la cuarta visita de un pontífice a Eslovaquia después de los tres viajes de Juan Pablo II, quien fue a Bratislava en 1990 y luego visitó la República Eslovaca independiente en 1995 y 2003.

Francisco deberá viajar en noviembre a Glasgow (Escocia) para la cumbre mundial sobre el clima, tema prioritario de su pontificado.

"No sé si los viajes se ralentizarán", confesó en marzo pasado el pontífice a los periodistas que lo acompañaron en su histórico viaje a Irak, reconociendo que en sus periplos se cansaba más que en el pasado.

kv/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario