Padres de Lola calificaron investigación en Uruguay como “chiste macabro”

A casi un año del crimen de su hija, Diego Chomnalez y Adriana Belmonte, temen que quede impune. “Creo que nos están tomando el pelo”, afirman.

20 de diciembre de 2015, 12:50hs

El lunes 28 de diciembre se cumple un año de la desaparición y muerte de Lola Chomnalez en Valizas.

Decenas de personas han comparecido en los últimos meses ante la jueza Silvia Urioste para aportar datos sobre los pasos de la joven argentina desde que llegó al balneario rochense, inclusive cómo fueron sus últimos minutos de vida.

Varios hombres estuvieron detenidos sobre quienes pesaba la presunción de ser el autor del crimen de la adolescente de 15 años que fue hallada sin vida en plena playa entre Valizas y Aguas Dulces. Todos fueron liberados por falta de pruebas. Las pruebas de ADN comparada con la sangre en la mochila de Lola, encontrada en el lugar junto al cuerpo, dieron negativo.

Este domingo Clarín entrevistó a los Diego Chomnalez y Adriana Belmonte, los padres de Lola.

Ambos manifestaron su malestar con la justicia uruguaya. “No hicieron nada. La investigación es un chiste macabro, creo que nos están tomando el pelo. No queremos poner adjetivos calificativos. Ojalá que hagan eso que no hicieron en un primer momento. Pero no lo creo”, afirmó Diego y agregó “a Lola no nos la devuelve nadie. Al menos pedimos que se sepa la verdad”.

Adriana remarcó que no buscan que agarren a cualquiera y afirmó que “la seguidilla de detenciones fue ridícula”. “No hay datos, no hay nada certero. El fiscal no nos atiende el teléfono, no nos sentimos acompañados. Es para volverse locos”, resumió y dejó entrever la existencia de una conspiración: “a veces llego a pensar que algo nos ocultan. Ponete en mi cabeza, que piensa y maquina y maquina”.

Reclamaron respuestas a las autoridades uruguayas. “Queremos conseguir paz. No la tenemos ni la vamos a tener hasta que no sepamos quién mató a Lola y se haga justicia”, afirmó el padre.

“Es muy feo tener un signo de interrogación. No hay certezas de nada. Y así no sabés si dirigís la tristeza a un singular, a un plural, a un masculino, a un femenino”, completó la madre.

“No quiero destilar odio. Nosotros ya no somos más personas alegres. Somos 50 y 75 kilos de tristeza. Ocupados por el dolor. Deseo claridad y justicia para los magistrados. Justicia sobre todo. Lola merece justicia. Y nosotros merecemos estar aliviados”, concluyó Adriana.

 

Foto: Diego Chomnalez y Adriana Belmonte junto al abogado Jorge Barrera en Rocha camino al Juzgado (Archivo).

Dejá tu comentario