InternacionalesVenezuela | Apagón en Venezuela

Otro gran apagón sacude a Venezuela, en medio de fuertes protestas de la oposición

Zulia, Táchira, Trujillo y Falcón son algunas de las zonas que están sin servicio. Ni el gobierno ni la estatal Corpoelec han ofrecido una explicación

Varios estados de Venezuela continuaban este miércoles sin luz, tras un nuevo apagón masivo que coincide con llamados del líder opositor Juan Guaidó a intensificar las protestas para presionar la salida del presidente Nicolás Maduro.

Embed

Regiones del oeste como Zulia, Táchira, Trujillo y Falcón continuaban sin servicio tras la falla que se produjo a las 23H20 locales (03H20 GMT del miércoles) y afectó a 20 de 23 estados, además de Caracas, según usuarios de redes sociales.

En total pobladores de una decena de estados siguen reportando problemas, mientras el Metro de Caracas informó que sus principales líneas estaban operativas.

Ni el gobierno ni la estatal Corpoelec han ofrecido una explicación sobre este corte, que se suma a los que sufre el país petrolero desde el pasado 7 de marzo. Como es usual, la interrupción impactó el suministro de agua y las comunicaciones.

Según la página web de monitoreo Netblock.org, la más reciente afectó 90% de la conectividad a Internet.

Desde el primer corte, que paralizó al país durante cinco días por una falla en su mayor hidroeléctrica, se repiten apagones que el gobierno atribuye a ataques de Estados Unidos y la oposición.

Expertos y opositores aseguran que la emergencia se debe al abandono de la infraestructura, impericia y corrupción.

A raíz de la crisis, Maduro redujo la jornada laboral a seis horas y decretó un racionamiento eléctrico hasta fines de abril, del que está excluida Caracas.

NUEVAS PROTESTAS

El nuevo apagón ocurre en pleno pulso por el poder entre Maduro y Guaidó, quien se autoproclamó presidente interino el pasado 23 de enero y ha sido reconocido por más de 50 países.

El opositor dijo este miércoles en Twitter que es una "razón más para tomar hoy de nuevo las calles", en el marco de la llamada "operación libertad" para sacar a Maduro del poder. La convocatoria fue hecha el pasado sábado.

El jefe del Parlamento de mayoría opositora encabezará este miércoles una concentración en Los Teques (a unos 40 km de Caracas) y convocó a protestas vecinales, en su plan de instaurar un gobierno de transición y llamar a nuevas elecciones.

El oficialismo también se movilizará entre el jueves y el sábado para recordar el golpe de Estado contra el fallecido presidente Hugo Chávez de abril de 2002 y denunciar las amenazas de "intervención" de Estados Unidos, ferviente aliado de Guaidó.

Como una muestra de la implicación norteamericana en la crisis, el secretario de Estado, Mike Pompeo, visitará el domingo la ciudad fronteriza de Cúcuta (Colombia).

Washington comenzará a aplicar el 28 de abril un embargo petrolero sobre Venezuela, que se suma a otras sanciones financieras e individuales para asfixiar a Maduro.

Además, por pedido de la Casa Blanca el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reúne este miércoles en Nueva York para discutir el agravamiento de la situación venezolana.

Y estrechando el cerco diplomático, el Consejo Permanente de la OEA aceptó el martes al enviado de Guaidó como representante de Venezuela hasta que haya nuevas elecciones en el país.

DESPLOME PETROLERO

El otrora próspero país petrolero atraviesa la mayor crisis de su historia moderna, con desabastecimiento de medicinas y una hiperinflación que el FMI proyecta en 10.000.000% para 2019.

Además, su producción de crudo, que aporta 96% de los ingresos, cayó a 732.000 barriles diarios en marzo, en plena crisis por los apagones, frente a los más de un millón de principios de año y a los dos millones de 2017, informó la OPEP este miércoles.

Según la ONU, casi un cuarto de los 30 millones de venezolanos necesita ayuda "urgente". Un informe del organismo reveló que unos 3,7 millones sufren de malnutrición y que al menos 22% de los menores de cinco años tienen desnutrición crónica.

Maduro se mostró abierto a recibir asistencia durante una reunión el martes en Caracas con el director del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer.

"Ratificamos nuestra disposición de establecer mecanismos de cooperación para la asistencia y apoyo internacional", escribió en Twitter Maduro, quien niega, no obstante, que Venezuela padezca una crisis humanitaria.

La Cruz Roja anunció el pasado 29 de marzo que a mediados de abril iniciará la distribución, en una primera fase, de ayuda para unas 650.000 personas en el país.

Guaidó fracasó en enero en un intento de ingresar donaciones de Estados Unidos en alimentos y medicinas a través de las fronteras con Colombia, Brasil y Curazao.

El gobierno, apoyado por las Fuerzas Armadas, impidió la operación por considerarla un pretexto para una intervención estadounidense.

Dejá tu comentario