cine

Orson Welles: 100 años de un Quijote del cine

El creador de una obra maestra del séptimo arte, aterrorizó a EE.UU. con una célebre emisión radial sobre una invasión marciana.

 

Orson Welles, joven prodigio, huérfano desde niño, volcó su pasión en el teatro. A los 16 años se hizo pasar por una estrella de Broadway para conseguir trabajo en Dublín. A los 22 ya era el actor teatral mejor pagado.

A los 23 realizó la famosa trasmisión radiofónica de “La guerra de los Mundos” por la cadena CBS, haciendo creer a demasiada gente que los marcianos realmente estaban invadiendo el planeta. Provocó con ello pánico y algún suicidio. La brillante travesura le abrió las puertas de Hollywood de par en par, y los estudios RKO le firmaron su primer contrato, con total libertad creativa, para realizar a los 25 años un proyecto titulado “El ciudadano”.

Interpretó, dirigió y coescribió esa película en blanco y negro, abriendo una nueva etapa en la historia del cine. Welles dirigió allí sus dardos contra un magnate periodístico, su mundo y su poderío sin límites, el empresario William Randolph Hearst. La reacción del ejecutivo fue incendiaria contra la RKO y Welles. El rodaje siguió a pesar de los ríos de tinta contra el film.

La ópera prima del cineasta tuvo muy baja taquilla, pero fue candidata a 9 premios Oscar, ganando el de mejor libreto. Durante los siguientes años Welles trabajó como actor y director de varios proyectos, teniendo unos cuantos problemas financieros y laborales.

“Soberbia” fue masacrada en el cuarto de montaje, “La dama de Shanghai” contó con la labor de Rita Hayworth (por entonces esposa de Welles), y luego el cineasta redondearía un notable policial (“Sed de mal”) y estupendas adaptaciones de Kafka (“El proceso”) y Shakespeare (“Macbeth”, “Otelo”, “Campanadas a medianoche”).

Para financiar esos proyectos personales trabajó en infinidad de roles secundarios, algunos de ellos notables (“El tercer hombre”, “Compulsión”), pero debió enfrentar a la mediocridad de los productores y el feroz conservadurismo de Hollywood. Falleció en 1985, a los 70 años de edad. Es un nombre ineludible en la historia del cine.

Temas

Dejá tu comentario