DÍA DEL MEDIOA MBIENTE

Organización que rescata alimentos que van a ser desechados para donarlos lanza campaña solidaria

Los alimentos rescatados por Redalco son entregados a unas 490 organizaciones que alimentan a unas 60.000 personas, indicó cofundador.

El desperdicio de alimentos tiene un gran impacto ambiental y es uno de los temas que se abordó este 5 de junio, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente. Redalco es una organización que se fundó en 2016 y busca rescatar los alimentos que son desechados y entregarlos a organizaciones sociales. Según cifras que maneja la organización en Uruguay 250 mil personas no acceden a una alimentación segura y se desechan 125 millones de kilos de frutas y verduras al año.

Yamandú Plada, confundador y director de Redalco, contó que los vegetales se desechan generalmente por cuestiones estéticas, como forma, tamaño o color, o en momentos de estacionalidad, por la sobre oferta y la demanda que no lo absorbe.

“Hacemos un puente entre estos alimentos que el productor no va a comercializar y las organizaciones que brindan un plato de comida a quienes más lo necesitan. Hoy en día estamos llegando a unas 490 organizaciones que le dan de comer a unas 60.000 personas”, indicó.

El desperdicio de alimentos también significa el desperdicio de recursos: el agua, insumos, logística, combustible, mano de obra y la mala disposición de los alimentos genera emisiones, explicó Plada.

La semana próxima, entre el 14 y el 17 de junio, la organización lanza la campaña Misión platos. “Buscamos el apoyo de todas las personas para convertir su aporte en platos de comida. El objetivo de la campaña es recaudar dinero suficiente para garantizar 1.200.000 platos. Durante esta campaña, cada aporte de una persona va a ser igualado por una empresa patrocinadora, es decir que nuestras donaciones van a impactar el doble. Cada uno dona lo que puede. No hay máximo y el mínimo creo que está en 50 pesos. Diez pesos cuesta un plato. Si una persona dona 500 pesos, equivale a 50 platos de comida”, aclaró el joven.

“La realidad es que en un país que somos 3.000 de habitantes, que es un territorio realmente pequeño y que produce alimento para 30 millones de personas, es inconcebible que haya personas que no saben si van a comer el día de mañana”, reflexionó.

Dejá tu comentario