NacionalEducación | ADES

Ocupan Liceo 18 en rechazo a la aplicación de las pruebas PISA

Las pruebas PISA se aplican a nivel mundial, y son una herramienta para la comparación de los saberes de los liceales en matemáticas, ciencias y lectura.

El núcleo sindical resolvió parar y ocupar el Liceo 18 el día jueves 23 de agosto, día en que se iban a aplicar las pruebas PISA.

El dirigente Julio Moreira, adscripto del Liceo 18, dijo a Subrayado que las pruebas PISA evalúan el rendimiento de los estudiantes en algunas áreas, y que no contemplan la integralidad de la labor educativa.

Tampoco consideran el contexto en que viven y se educan los alumnos, ni las herramientas que tienen -o que no tienen- los docentes para hacerlo.

Moreira dijo que al Liceo 18 asisten alumnos provenientes de hogares de bajos recursos, que en oportunidades incluso presentan problemas de alimentación, y que en ese contexto trabajan los docentes logrando importantes avances.

Sostuvo que luego los actores políticos toman los resultados de las pruebas PISA para decir si la educación "va bien" o "va mal", dejando de lado varias áreas de la labor.

Las pruebas PISA se aplican a nivel mundial y son una herramienta para la comparación de los saberes de los liceales en matemáticas, ciencias y lectura.

El dirigente sindical consideró que sería útil que las autoridades de la educación recibieran insumos de la Asamblea Técnico Docente para llegar a un mejor mecanismo de evaluación del desempeño de los alumnos y de la labor docente, en función de los objetivos, y los planes y programas de estudio.

"Las pruebas PISA llevan implícita una exigencia de “eficiencia”: optimizar la relación entre recursos y resultados. Representa un aspecto más del proceso por el cual la lógica mercantil se extiende al campo del conocimiento", sostiene el comunicado emitido por ADES.

"No es necesaria la aplicación de ninguna prueba estandarizada para saber que la pieza clave de la calidad de la educación son los docentes, que los recursos financieros son condición necesaria para una educación de calidad, que más tiempo dedicado a la enseñanza no garantiza por sí mismo mejores resultados, que reducir el número de alumnos por clase mejora los rendimientos, que la condición socioeconómica del alumno es lo que más incide en sus resultados académicos, y que el acceso a computadoras e internet no ha mejorado los resultados académicos", finaliza el comunicado.

Dejá tu comentario