Sociedad salario | Oficina Nacional de Servicio Civil | Presidencia de la República

Ocho organismos públicos pagan salarios superiores a 400.000 pesos

El salario promedio en el Estado es de $ 56.872 según los datos del BPS. Grandes disparidades entre los incisos.

Se estima que a fines de 2020 había unos 310.000 vínculos laborales con el Estado.

El director de la Oficina Nacional de Servicio Civil, Conrado Ramos, explicó a Búsqueda que cuando asumió no había información detallada sobre las remuneraciones de todos los organismos. Por eso, desde el año pasado cada vez que se incorpora un funcionario el BPS pasa los datos a la ONSC.

De acuerdo a esa información a la que accedió Búsqueda, el salario mensual promedio en la órbita estatal en diciembre de 2020 se ubicó en $ 56.872 nominales.

Sin embargo, las diferencias son grandes de acuerdo al inciso que se trate. En los gobiernos departamentales, por ejemplo, se encuentran los montos promedios más bajos que se ubican en $ 48.253, mientras que los más altos están en el Poder Legislativo donde el salario promedio es de $ 185.119.

Para el grupo que incluye a empresas públicas como Ancap, UTE, Antel OSE y AFE y las Unidades Reguladoras, la remuneración mensual en promedio era de $ 87.964.

De acuerdo a los datos a los que accedió Búsqueda, la remuneración mensual más alta está en Presidencia de la República de $691.244, seguida de un sueldo en el Senado de $577.505 y de otro de $492.935 en la Intendencia de Maldonado. Si bien en el informe no se identifica un cargo específico, esos salarios corresponderían a Lacalle Pou, la vicepresidenta Beatriz Argimón y el intendente Enrique Antía.

Sueldos por encima de los $400.000 nominales también se encuentran en ASSE, la ANEP, la Intendencia de San José, la Intendencia de Colonia y Ancap.

INEQUIDADES

El gobierno pretende instalar una escala salarial única para todos los funcionarios civiles de Presidencia de la República y de todos los ministerios, y se estima que el próximo año enviará un proyecto de ley al Parlamento.

El objetivo es reducir las diferencias salariales entre personas que hacen tareas similares en organismos distintos o incluso dentro de los mismos, y que las remuneraciones tengan relación con las competencias para desempeñar los cargos.

La inequidad salarial entre los empleados públicos llega a brechas de hasta siete veces en el escalafón de los administrativos, de acuerdo a la ONSC.

Dejá tu comentario