Nacional

Obispo llama a manifestarse contra el matrimonio gay en Uruguay

“¿Qué nos pasa a los uruguayos?”, pregunta Alberto Sanguinetti, obispo de Canelones, y pide movilizarse como en Francia contra la ley.

 

El obispo de Canelones, monseñor Alberto Sanguinetti, llama a los uruguayos, católicos y laicos, a “defender” el matrimonio tradicional, entre un hombre y una mujer, y a movilizarse en contra de la ley de matrimonio igualitario, que habilitará en enlace entre personas del mismo sexo.

En Uruguay esta ley ya se votó en Diputados, y la semana próxima se aprobará en el Senado, con modificaciones, por lo que volverá a la Cámara Baja para su sanción definitiva.

La ley iguala el matrimonio entre heterosexuales con el que contraigan personas del mismo sexo. Además, permite a los “padres” elegir el orden de los apellidos de los hijos.

Ante este proyecto de ley, de pronta aprobación, el obispo de Canelones promueve una movilización en contra y pone como ejemplo a los miles de franceses que marcharon este lunes en París contra el matrimonio gay.

En su blog Amicus Sponsi, monseñor Sanguinetti criticó los uruguayos que no defienden el matrimonio entre un hombre y una mujer.

“Francia fue el modelo de nuestro laicismo excluyente que tanto nos ha empobrecido. Pero en Francia, asociaciones de diferentes extracciones y convicciones, salen a defender el matrimonio, la familia, la verdadera filiación y adopción. ¿Qué nos pasa a los uruguayos? ¿Hemos perdido la capacidad de pensar, de cuestionar? O ¿sólo podemos salir a la calle por razones políticas o por plata?”, pregunta el obispo de Canelones.

Y agrega: “La incapacidad de reaccionar ante una ley que destruye el matrimonio, la familia y que hace de la adopción un asunto de los adultos y no un derecho del niño, cuestiona nuestra sociedad, nuestras opciones, el valor que le damos a lo que importa. Por cierto, también nos pone en cuestión a los creyentes y a la Iglesia, tanto a los laicos que tienen la vocación de ocuparse del mundo - y se trata de leyes y del Estado, de la familia y la sociedad - como a los pastores, que debemos guiar para que la comunidad cristiana sea fermento en el mundo”.

En su blog, monseñor Sanguinetti posteó un cable de una agencia internacional de noticias que informa sobre la movilización en Francia y destaca que en ella participó una reconocida activista gay, que se manifiesta en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo.

“En esa marcha participó Nathalie de Williencourt, fundadora de la organización gay Homovox, una de las más grandes de Francia, quien aseguró: 'soy francesa, soy homosexual, la mayoría de los homosexuales no queremos ni el matrimonio, ni la adopción de los niños, sobre todo no queremos ser tratados del mismo modo que los heterosexuales porque somos diferentes, no queremos igualdad, pero si justicia'”.

Dejá tu comentario