Internacionales

Obama debió bajar banderas e invitar a Trump el jueves a la Casa Blanca

Tras llamarlo "llorón e irresponsable", el presidente invitó a su sucesor a una "transición pacífica". En su primer discurso público elogió a Hilary.

Barack Obama tuvo que hacer lo que en esta región del mundo se llama "tragarse el sapo": llamó a su sucesor, el republicano Donald Trump, para invitarlo a reunirse con él este jueves en la Casa Blanca.

En su primer discurso público tras la derrota electoral del oficialismo, Obama dijo que llamó a Trump en la madrugada de este miércoles para "felicitarlo".

El presidente dijo que "no es secreto" que tiene diferencias con Trump, pero recordó que cuando coordinó la transición con el saliente George W. Bush, hace ocho años, recibió una gran predisposición del mandatario saliente a colaborar.

Lo mismo hará ahora Obama, según anunció, porque "una transición pacífica del poder es pilar de la democracia".

Obama dijo que escuchó el discurso triunfal de Trump y destacó el mensaje de "unidad" entre los estadounidenses que ofreció el presidente electo.

En un breve discurso, acompañado de su vicepresidente Joe Biden, Obama elogió a Hillary Clinton y dijo que "no pudo ser una mejor Secretaria de Estado".

También dijo que es un "ejemplo" de lo alto que pueden llegar las mujeres en política.

El presidente saliente dijo que "hay que aprender de las derrotas" y "sobreponerse" para "seguir luchando". Aseguró que está "extraordinariamente orgulloso" de lo que él y su equipo hicieron en estos ocho años de gobierno y terminó con un mensaje conciliador, en la línea de lo que que dijo Trump: "Todos estamos en el mismo equipo".

REUNIÓN. El vocero de la Casa Blanca Josh Earnest explicó el por qué de la significativa convocatoria de Obama a Trump para este jueves: "Asegurar una transición del poder es una de las principales prioridades que el presidente identificó a inicios de año y el siguiente paso es una reunión con el próximo presidente", añadió.

Trump es el mismo candidato al que Obama llamó "irresponsable" durante la campaña electoral. Pero su sorprendente victoria lo convirtió, de hecho, en un interlocutor válido.

Seguramente no hablarán de las cosas que se han dicho en la campaña. Trump dijo que los estadounidenses no podían ser más "estúpidos" por tener un presidente como Obama.

Y el mandatario, en plan de despliegue electoral le reclamó que dejase de "lloriquear y usara argumentos para conseguir votos".

Con esos antecedentes se reunirán este jueves en la Casa Blanca para comenzar la transición "pacífica" que auguró Obama.

Dejá tu comentario