EX CANCILLER DE URUGUAY

"Nunca la promoví ni aumenté su salario", dijo Luis Almagro sobre su relación con empleada de la OEA

El secretario general de la OEA Luis Almagro es investigado tras una denuncia anónima. Se busca determinar si infringió normas éticas de la Organización de Estados Americanos.

08 de octubre de 2022, 14:48hs

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, reconoció el viernes que está siendo investigado internamente por presunta violación de las normas éticas de la organización, debido a una relación de su vida privada vinculada al ámbito laboral.

“Recibimos una denuncia anónima respecto a una eventual violación del código de ética y de trabajo de la OEA por nuestra parte”, indicó Almagro en rueda de prensa, tras la clausura de la 52ª Asamblea General de la organización realizada en Lima esta semana.

Almagro aseguró que la denuncia fue transferida a la oficina del inspector general de la OEA, “para que hiciera las investigaciones correspondientes”.

“Nunca fui supervisor de ninguna persona con quien tuviera una relación, nunca la promoví, ni nunca aumenté su salario, que son las condiciones especiales establecidas en el código de ética de trabajo”, aseguró el ex canciller de Uruguay durante el gobierno de José Mujica (2010-2015).

Almagro afirmó haber cumplido siempre con las normas de la OEA y, por lo tanto, estar "muy tranquilo". También insistió en que no va a interferir en las pesquisas, y colaborará con todo lo que requiera el procedimiento.

El abogado y diplomático de 59 años no identificó a la persona involucrada, alegando ser “muy reservado” sobre su vida privada.

Sin embargo, fuentes conocedoras del tema dijeron a la AFP que el caso se refiere a la politóloga mexicana Marian Vidaurri, una empleada de la OEA.

En su libro “Almagro no pide perdón”, publicado a fines de 2020, los periodistas uruguayos Gonzalo Ferreira y Martín Natalevich cuentan que Vidaurri trabajaba con el secretario general de la OEA y ya entonces era pública su relación.

La semana pasada la asamblea de gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destituyó a su presidente, Mauricio Claver-Carone, después de que una investigación externa concluyera que mantuvo una relación íntima con una subalterna, quebrantando las normas de la institución.

El bufete de abogados Davis Polk estableció que Claver-Carone infringió el código ético de la institución al mantener una relación sentimental con una empleada del banco, a la que habría dispensado un trato de favor.

Temas de la nota

Dejá tu comentario