AFP

Nube de ceniza del volcán obliga a suspender vuelos en aeropuerto de La Palma

La nube de ceniza que escupe el volcán Cumbre Vieja de La Palma obligó este sábado a cancelar la mayoría de vuelos previstos en el aeropuerto de esta isla española, que por ahora continúa abierto, mientras la erupción iniciada hace casi un mes no da signos de remisión.

La nube de ceniza que escupe el volcán Cumbre Vieja de La Palma obligó este sábado a cancelar la mayoría de vuelos previstos en el aeropuerto de esta isla española, que por ahora continúa abierto, mientras la erupción iniciada hace casi un mes no da signos de remisión.

Tras suspender sus vuelos de la mañana, la compañía aérea Binter comunicó finalmente que "la evolución de la nube de ceniza procedente de la erupción volcánica de La Palma obliga a mantener el cese temporal de los vuelos con la isla hasta mañana domingo", en un comunicado publicado en su página web.

La gestora de los aeropuertos españoles AENA mantiene, sin embargo, operativo el de La Palma, según fuentes de la compañía, aunque 30 de los 34 vuelos previstos para el sábado fueron cancelados.

No es la primera vez que las conexiones aéreas con esta isla del archipiélago atlántico de Canarias -situado frente a Marruecos, al sudeste de España- se ven afectadas desde el Cumbre Vieja entró en erupción el domingo 19 de septiembre.

Además de las suspensiones, el aeropuerto de La Palma debió cerrar completamente en dos oportunidades por las complicadas condiciones.

La erupción en esta pequeña isla de 85.000 habitantes, la primera en 50 años, no ha causado ninguna víctima, pero sí ha dejado graves daños y provocado la evacuación de alrededor de 7.000 personas, algunas de las cuales perdieron todas sus pertenencias bajo la lava.

Las coladas de magma ardiente han arrasado 736 hectáreas y han destruido 1.826 edificios, no todos viviendas, según el último recuento del sistema de medida geoespacial Copernicus. Y la actividad sísmica no da signos de retracción.

En la madrugada del sábado, la isla registró el terremoto de mayor magnitud desde el inicio de la erupción (de 4,6 grados) a 37 kilómetros de profundidad, según informó el Instituto Geográfico Nacional.

Durante la noche se abrió, además, una nueva boca eruptiva al sureste del cono principal, que por el momento no expulsa lava.

La altura de la nube de dispersión de cenizas y humo alcanza ahora los 4,5 kilómetros, de acuerdo a sus datos.

Esta es la tercera erupción de un volcán en La Palma en el último siglo, luego de la del San Juan en 1949 y la del Teneguía en 1971.

Ambas dejaron en total tres muertos, dos de ellos por inhalación de gases tóxicos, aunque causaron menos daños que la del Cumbre Vieja, ya que en esas décadas la isla estaba menos poblada.

rs/eg

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario