Nacional

Novia de piloto muerto en Durazno: "te amo incondicionalmente, tu gorda"

Post de Ximena Rivero en Facebook da cuenta de su historia de amor con el piloto Cristian Esteves. Las hondas preocupaciones de él por la vida militar

"Porque sin buscarte te ando encontrando por todos lados, principalmente cuando cierro los ojos"

Con esta frase, ella encabeza una foto que los muestra juntos, felices.

View post on imgur.com

Ximena Rivero estudia medicina y vive en Rivera. Su novio Cristian Javier Esteves Rojas era Teniente Segundo en la Base Aérea de Santa Bernardina de Durazno.

Esteves es uno de los dos oficiales que murió el viernes último en un accidente aéreo cuyas causas siguen siendo investigadas.

La mujer contó en su cuenta de Facebook cómo era su vida al lado del joven de 24 años. Ella solía decirle que estaba envejeciendo prematuramente por la forma en que se preocupaba por sus subalternos y todos los que lo rodeaban. " Ay gordito estas hecho un viejo", le decía.

"No te mientas a ti mismo mi amor, yo sé y vos también que si no haces las cosas bien no dormís tranquilo",

En su post, contó su historia de amor nacida en 2009, pero también las tribulaciones del teniente aviador segundo por los problemas de la vida militar, entre las que se cuentan, por supuesto, los problemas de infraestructura y todo lo que hacían para poder volar aviones en condiciones mínimas de seguridad.

Rivero relató los momentos de incertidumbre posteriores a conocer la noticia del accidente. Su esperanza de que su esposo -"el amor de mi vida", según ella relata- hubiese sobrevivido. A las 8.23 -según contó- le mandó un mensaje por Whatsapp: "Buen vuelo mi amor". Él le clavó el visto", pero no le contestó, algo que a ella le enojaba bastante.

También da cuenta de los momentos de indignación que vivió en las honras fúnebres, en las que tuvo ganas de "romper todo" pero decidió callar y quedarse tranquila por el respeto que su esposo tenía por la institución militar.

 Es un retrato íntimo de "Javier", o "El Yano" como a ella le gustaba llamarlo, a contrapelo de "Cristian" como lo conocían sus compañeros de armas.

Ximena cuenta que, paradójicamente, su primer viaje en avión fue para ir a encontrarse con los restos de su novio fallecido, un viaje en el que no fataron los recuerdos para todos los planes que tenían en conjunto y que que quedaron truncos.

En su carta lo llamó: novio, amoroso, mejor amigo, compañero, guerrero, trabajador, estudioso, humilde, esforzado'..y así puedo seguir con muchos más calificativos".

Dejá tu comentario