No todas las parejas accederán a la reproducción asistida

Lo dijo la ministra de Salud, Susana Muñiz. Las parejas con muy baja probabilidad de concebir un hijo quedarán fuera del acceso al tratamiento gratuito.

Este martes se aprobó en el Parlamento la ley de Reproducción Humana Asistida. Esta nueva norma establece que los tratamientos de reproducción en parejas con problemas para tener hijos será gratuito, tanto en mutualistas privadas como hospitales públicos.

La ley es una muy buena noticias para muchas parejas que para acceder a los tratamientos de reproducción asistida deben pagar costos muy altos, en Uruguay o en el exterior.

Pero este miércoles la ministra de Salud Pública, Susana Muñiz, explicó que no todas las parejas con dificultad para concebir un hijo accederán a este nuevo servicio de salud.

“La mayoría de las parejas estarán incluidas, pero hay parejas que hay que descartarlas por su edad o porque son muy bajas las probabilidades”, dijo la ministra. En estos casos, agregó, habría que “asumir costos muy altos para toda la sociedad”.

“Hay que ver con los distintos prestadores (de salud) cuáles son las listas de espera, cuáles son las características de estas parejas y empezar a generar quiénes están incluidos y quiénes no”, explicó Muñiz.

El proyecto ya pasó al Poder Ejecutivo para su promulgación y posterior reglamentación.

La ley habilita también lo que comunmente se llama “vientre de alquiler”, aunque expresamente prohíbe pagar para que otra mujer reciba el óvulo fecundado por los padres biológicos. Esto solo se permite cuando una mujer no puede quedar embarazada por un problema en su útero. En ese caso puede acordar utilizar el vientre de otra mujer, solo si es familiar directa, de ella o de su pareja, en segundo grado de consanguinidad.

Dejá tu comentario