Sociedad coronavirus | escuelas | Cerro Largo

Nicolás y Samira, los alumnos que fabricaron un pediluvio casero para su escuela rural

Tienen 11 y 5 años y fueron los dos alumnos que asistieron este miércoles a la Escuela 102, ubicada a 35 kilómetros de Melo, en Cerro Largo.

Nicolás y Samira fueron los dos alumnos de la Escuela Rural Nº 102 de Paraje Berachí, en Cerro Largo, que este miércoles volvieron a clases.

Al centro educativo, ubicado en un camino vecinal a 11 kilómetros de la ruta 7 y a 35 de la ciudad de Melo, concurren seis alumnos.

Antes de retomar los cursos, esta mañana hubo una reunión entre el maestro director y los padres de los alumnos para informarles sobre el protocolo sanitario por la epidemia de coronavirus.

Entre otras medidas, se aconsejaba la utilización de un pediluvio para la desinfección del calzado. Pero, como la escuela no contaba con uno, los dos alumnos tuvieron la iniciativa de fabricar el propio.

Nicolás de 11 años (alumno de 6º año) y Samira de 5 (cursa inicial) utilizaron maderas, clavos, nylon y una alfombra, y con la supervisión del maestro hicieron el pediluvio que la escuela no tenía.

Ahora, quienes ingresen al centro educativo deberán desinfectar el calzado con una solución de agua, jabón e hipoclorito.

La motivación fue tanta que Nicolás le pidió las herramientas para hacer un pediluvio para su casa y proteger a su familia, según dijo a Subrayado Gabriel Rodríguez, maestro director de la Escuela 102.

En el marco de la reapertura de la escuela, se dispuso que las clases sean los miércoles, jueves y viernes de 9 a 12:30 horas, y hubo que contratar una auxiliar de limpieza por dos meses.

Por el momento, no se puede brindar el servicio de alimentación en el centro educativo.

Dejá tu comentario