Showcine | Rutger Hauer | Blade Runner

Murió Rutger Hauer, el inolvidable "replicante" del film "Blade Runner"

Tenía 75 años y participó en más de un centenar de películas. Obtuvo un Globo de Oro y fue un actor de carácter de primer nivel desde 1969.

El actor holandés Rutger Hauer, fallecido el miércoles a los 75 años con más de cien películas a sus espaldas, accedió al puesto de icono mundial por su papel de replicante en el clásico de ciencia ficción "Blade Runner" (1982).

Su célebre monólogo en la escena final, frente a un Harrison Ford aterrado, podría servirle de epitafio: "Yo he visto cosas que vosotros no creeríais [...] todos esos momentos se perderán en el tiempo, como las lágrimas en la lluvia. Es hora de morir".

El filme, ambientado en un Los Ángeles distópico en 2019, catapultó al holandés a la fama internacional. El actor de cabello rubio y penetrante mirada encarnó el papel de Roy Batty, jefe inteligente y violento de un grupo de renegados "replicantes", androides creados a imagen y semejanza de los hombres.

"La mitad de Roy, soy yo", contó una vez el actor, que interpretó después un gran número de roles de "malvado".

"Todavía no me creo que me haya convertido en un icono prácticamente debido a un único filme", afirmó el actor, con motivo del treinta aniversario de su estreno.

Con Harrison Ford en el papel protagonista, la película no cosechó un gran éxito en aquel momento. Pero con el paso de los años, se convirtió en un clásico gracias a grupos de entregados fans.

"Tengo la sensación de que las alas de Blade Runner me transportan literalmente", explicó Hauer en 2016.

Embed

- Joven rebelde -

Nacido en enero de 1944 en la región de Ámsterdam, descendiente de padres actores y directores de una escuela de teatro, el joven Rutger mostró desde muy temprano una naturaleza rebelde y salvaje.

Con 15 años se fugó y ocupó un puesto en un navío mercante de la marina holandesa. Después de recorrer el mundo, volvió a Holanda, donde trabajó como electricista antes de unirse a una compañía de teatro.

En 1969 se presentó su primera oportunidad seria tras ser elegido para el papel protagonista en la serie holandesa medieval "Floris", dirigida por el entonces poco conocido Paul Verhoeven, futuro director de "RoboCop" e "Instinto Básico". Este rol supuso el inicio de una estrecha colaboración entre ambos.

Rutger Hauer interpretó a Eric, escultor bohemio en la época de la liberación sexual, en el primer filme del realizador, "Delicias turcas" (1973). Y junto a Jeroen Krabbé fue cabeza de cartel de la que se convirtió en el clásico de los clásicos del cine holandés, "Eric, oficial de la reina", en 1977.

Pero no fue hasta 1981 cuando el público estadounidense le descubrió, después de que el actor se uniese a la estrella de Hollywood Sylvester Stallone en el trhiller "Halcones de la noche".

- "Absolutamente terrorífico" -

Al año siguiente se metió en la piel del replicante Roy Batty. "Era una ópera erótica, un filme exagerado e interesante, una película sexy, pero demasiado avanzada para su época, 30 años más avanzada", dijo el actor.

Una secuela del mítico filme, titulada "Blade Runner 2049", se estrenó en octubre de 2017, con Harrison Ford, Ryan Gosling y la actriz cubanoespañola Ana de Armas. Desde el principio del proyecto, Rutger Hauer aseguró que no participaría, bajo el deseo de no "estancarse en los mismos roles".

Recompensado con un Globo de Oro a mejor actor en 1988 por un segundo papel en "Escape de Sobibor", Hauer encadenó los trabajos a lo largo de su carrera, cosechando más de 100 películas.

En 1986, su interpretación de un autoestopista asesino en "Carretera al infierno" le permitió desplegar de nuevo todo su talento como actor.

Su última aparición en el cine fue en 2018, con "Los hermanos sisters", del director francés Jacques Audiard.

Dejá tu comentario