Nacional

Murió Agustín Cal, el niño de Maldonado que enfrentó con bravura al cáncer

Tenía 13 años y estaba internado en Estados Unidos. La lucha de sus padres contra el MSP. Emotiva carta de la madre de Agustín en Facebook.

Este sábado murió en Estados Unidos, el niño Agustín Cal, quien padecía un tumor cerebral y su caso fue motivo de campañas públicas.

Agustín tenía 13 años y estaba internado en el Nationwide Children's en Columbus, Ohio.

La lucha de sus padres explica en gran parte la cantidad de veces que el niño se sobrepuso a complicados tratamientos oncológicos, de los que se recuperaba una y otra vez.

Debieron sortear una serie de obstáculos, por ejemplo el rechazo del Ministerio de Salud Pública a otorgarles Trastazumab, un medicamentos esencial.

El Fondo Nacional de Recursos lo entregaba para tratamientos de cáncer de mama pero se negó a darlo en el caso de Agustín Cal.

El reclamo derivó hacia el ámbito judicial, que dio razón a la familia en primera instancia.

MSP iba a apelar ese fallo, hasta que el presidente Tabaré Vázquez y solicitó a la cartera desistir del trámite y entregar la medicación.

Un año atrás el niño regresó al país alentado por los buenos resultados de los tratamientos, pero meses después la enfermedad volvió a dar malas señales.

El País señala que su tío Adrián Cal recordó a Agustín en Facebook destacando su amor por la vida y el sueño de ser piloto.

CARTA. La madre de Agustín Cal publicó en Facebook una carta en donde expresa sus sentimientos ante la muerte de su hijo tras enfrentar durante años su enfermedad.

La carta de Natalia Benquet comienza recordando con mucha felicidad la fecha de nacimiento de su hijo, el 12 de junio de 2004.

Natalia describe a Agustín como un hermoso bebé, deseado y amado, a quien la familia ayudó a crecer con amor y valores y tratando de hacer lo mejor para él, cuidándolo, protegiéndolo, enseñándole, mostrándole, brindándole y disfrutándose mutuamente.

También recuerda la fecha del 22 de noviembre de 2012, cuando fue detectado el cáncer de cerebro. La madre de Agustín narra que su hijo enfrentó ocho cirugías, dos radioterapias, un gamma knife, muchísimas quimioterapias, cientos de resonancias, citas médicas en varios países y juicio por medicación.

Además ennumera los diferentes eventos, medicaciones y preparados que usaron para combatir la enfermedad. Asegura que inventaron, arriesgaron y vivieron “locos” con fe para tenerlo bien y feliz y en que no se fuera. Natalia escribió que los padres esperaban irse primeros por ser "la ley" de la vida, pero que la vida les enseñó que no tiene "ley".

“El libro de la vida está escrito solo que nosotros no podemos leerlo o interpretarlo y hace que cada día sea una maravillosa aventura, un desafío, una bendición, un milagro”, expresó la madre de Agustín.

Con palabras muy emotivas, Natalia describe con agradecimiento el amor mutuo con su hijo, el disfrute del tiempo juntos, la alegría y las ganas de vivir de Agustín, a quien llama “guerrero incansable”. En una de las frases finales, Natalia expresa como forma de despedida: “tu mirada de amor y orgullo por mi me hicieron hacer las paces con muchas cosas y entender que la vida me fue preparando, muchas veces con golpes, para ser esta mamá, tu mamá”.

Aquí la carta completa: 

"Un día la vida me preparó para poder gestar. La vida hizo una máquina perfecta para alimentarlo adentro de mí y que 9 meses después naciera un bebé, mi cachorro lo llame, mi "bicho de luz que ilumina mi camino"... Lucas Agustín Cal Benquet, nació un 12 de junio de 2004 después de muchos gritos y 25 hs de trabajo de parto, salió por cesárea con 4340 kg. Hermoso bebé deseado y amado. Lo ayudamos a crecer con amor, con valores, siempre tratando de hacer lo mejor para él, cuidándolo, protegiéndolo, enseñándole, mostrándole, brindándole, disfrutándonos mutuamente, descubriendo juntos, mirando como era feliz! Apoyando y destacando lo que ya estaba en él, su luz propia.

Noviembre 22 de 2012 el cáncer apareció, cáncer de cerebro. 8 cirugías, 2 radioterapias, 1 gamma knife, muchísimas quimioterapias, cientos de resonancias, citas medicas en varios países, juicio por medicación, eventos a beneficio, yoga, reiki, meditación, registros, cartas, yuyos, plantas, piedras, preparados, aguas benditas, sanaciones religiosas, gotas, graviola, noni, uña de gato, ganoderma, vitaminas, dietas alcalinas, vegano, vegetariano, aceite de cannabis, veneno de escorpión y tantas tantas cosas mas.

Creímos, hicimos y dejamos hacer, inventamos, buscamos, nos arriesgamos, probamos, fuimos aventureros, vivimos! "locos" con fe en lograr tenerlo bien y feliz, en que no se fuera, en sentir su mano tibia y ese "te amo ma" para siempre y que nos iríamos nosotros, los padres primero por ser "la ley" de la vida. Pero la vida nos enseño que no tiene "ley".

Entendimos que nada dura para siempre y que hagas lo que hagas si ya es tu hora, no importa cuanto te esfuerces, cuanto desees, implores, quieras, busques, necesites, merezcas o entregues... Si es tu hora lo es. El libro de la vida está escrito solo que nosotros no podemos leerlo o interpretarlo y hace que cada día sea una maravillosa aventura, un desafío, una bendición, un milagro. La vida te regala todo, desde sentimientos, emociones y muchas cosas mas pero no todas sirve en situaciones extremas. En mi caso ayudo la entrega, la calma, el autocontrol, el silencio, la paciencia, el no pensar, la sonrisa y el amor, ese que nació con él... y así la vida me lo pidió de regreso, el sábado 28 de enero en mis brazos a las 18:10 pm.

Alguien que no es mio pero me brindó la fortuna de tenerlo e intentar ser buena para él, mejor para otros y para mi. Fui afortunada de ser llamada "mamá" por un ser diferente, inmenso, especial, único y lleno de paz, tranquilidad y amor. Ese amor que Si es nuestro, ese que nos dejó vivir con sonrisas siempre hasta en los peores momentos! Vivir con pasión, entrega y paz. Ese amor que nos dejó disfrutar de ese abrazo de 4 que ya no tendremos físicamente, ese que extrañaremos por que se nos hizo parte, por que es mi mitad.

Solo me resta decir, vuela hijo, vuela alto y sonríe que tus alas están listas. Mamá está orgullosa de ti. Gracias por elegirme y hacerme la mujer mas afortunada del mundo. Gracias por tomar mi parte bonita y sonreír a mi parte no tan bonita. Creo que es el único ser que puede decir "amo todo de ti, eres "perfecta","ma que lindas estas". Nuestro tiempo juntos fue mi paraíso. Te disfrute como nadie, ese es mi tesoro, mi regalo eterno y mi paz. Intente hacerte feliz con un abrazo, un mimo, un juego, un autito de cartón, un juego de conga, juguetes, manualidades, experiencias, masajes, viajes, sorpresas, bailes, películas, carcajadas, aventuras, charlas, anécdotas y mil cosas mas y tu a mi con todo lo que me brindaste que fue muchísimo, más de lo que algún día imagine. Te dije todo esto y más a ti, en persona y una lágrima de amor salió como siempre. Guerrero incansable tu ganaste, por que viviste y amaste! Por que enseñaste.

Gracias por hacerme sentir todo lo que me amabas y agradecías, siempre atento. Tu mirada de amor y orgullo por mi me hicieron hacer las paces con muchas cosas y entender que la vida me fue preparando, muchas veces con golpes, para ser esta mamá, tu mamá. Eres parte de todos y estarás, vivirás en cada latido, en cada suspiro, en cada sonrisa, en cada buen gesto, en cada mirada de amor, en cada carcajada.. por que este amor si es nuestro y es eterno.

Te voy a extrañar, tus charlas, tus mimos y miradas, tu piel suave y tibia, tu olor... mi cachorrito... Te amo y eso debo agradecerlo siempre aunque hoy duela tanto... pero el amor es nuestro, ese que nos unirá en un mas allá".

Dejá tu comentario