Multitudinaria marcha en Carrasco reclamó por más seguridad

Marcharon en silencio, pidiendo más seguridad. El presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, acompañó a su hijo, que era novio de la chica muerta por un tiro de su padre

01 de diciembre de 2011, 20:12hs

 

Más de 4.000 personas habían confirmado su presencia en la previa a la movilización. El presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, fue uno de los que encabezó la marcha junto a su hijo, José Pedro, quien era novio de Federica Alonso, la chica de 24 años que murió a raíz de un balazo de su padre, que la confundió con un ladrón. Quien leyó la proclama fue el propio hermano de la víctima, Leonardo Alonso.

La multitudinaria marcha se venía organizando hace semanas y concitó aún más atención en los últimos días tras la muerte de Federica Alonso, una joven de 24 años, a raíz de un disparo de su padre, que la confundió con un ladrón.

El punto de concentración fue en Arocena y Schroeder. La marcha fue convocada a través de las redes sociales. “No venimos a buscar culpables, venimos a buscar soluciones. Ministro Bonomi, debe usted ejercer con firmeza la legítima autoridad que posee, debe demostrar a la ciudadanía que usted está al mando de la situación, y que en caso de necesitar el uso de la fuerza para defender al ciudadano de bien no dudará en hacerlo”, dijo Leonardo Alonso, quien leyó la proclama.

“Los ciudadanos tenemos miedo y queremos que haga algo urgente porque esta situación no se soporta más. Por favor explíquenos en qué país decente viven encarcelados los que trabajan y libres los que delinquen”, dijo el hermano de la víctima.

“La delincuencia es bien democrática, ningún delincuente pregunta a su víctima a quién votó, ni cuánto gana, ni dónde vive. Ayer fue el Cerro, Salinas, Punta Carretas, La Comercial, Maracaná. Ya no hay pueblo ni barrio que se salve. Hoy somos nosotros, que le exigimos al gobierno que cumpla con su mandato constitucional de defender a los ciudadanos de este país, y a la oposición a que obligue al gobierno a cumplir con su deber”, subrayó.

Por su parte, el presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, dijo: “estoy acompañando en el dolor a mi hijo, en el dolor a Fede, que era un sol para la familia, nos pasan cosas que les pueden pasar a cualquiera, en todos los barrios, lo que se dijo es muy claro y hay que intentar vivir en paz y sin que se destruyan familias”.  

Dejá tu comentario