Nacional

Mujica sobre refugiados sirios: no permitiremos violencia hacia mujeres

Dijo que no tiene denuncias “concretas” sobre violencia doméstica en las familias refugiadas, pero en adelante quiere madres con hijos, sin hombres.

 

El presidente José Mujica fue consultado sobre posibles casos de violencia doméstica en las familias sirias refugiadas en Uruguay desde octubre de 2014.

Dijo que no tiene “denuncias concretas”, pero reconoció que estas familias trajeron consigo culturas muy distintas a la uruguaya.

En ese sentido fue enfático al asegurar que no permitirá violencia de hombres hacia mujeres en estas familias sirias refugiadas.

“No tenemos problemas concretos, denuncias concretas ni nada por el estilo. Lo que existe es una información general de formas culturales que tienen en otras partes del mundo, entre ellos en Siria, en las relaciones del hombre con la mujer. Esto es más grave, más importante”, dijo el presidente.

Y agregó: “No tenemos comprobación de ninguna violación desde este punto de vista, pero nos preocupa porque hemos averiguado ciertas cuestiones y una cosa es tener amplitud religiosa, que somos muy abiertos en el país más laico de América Latina, todas las religiones caben en Uruguay, pero hay ciertas cuestiones que no estamos dispuestos a negociarlas y es sencillamente que no estamos dispuestos a quedarnos de brazos cruzados si los hombres le pegan a las mujeres”.

Mujica advirtió que pretende seguir refugiando en Uruguay a familias sirias que huyen de la guerra civil en su país, pero con ciertas condiciones.

“Tenemos los brazos abiertos para que se refugie cualquier cosa en Uruguay, pero todo tiene un límite y este es uno”, dijo en referencia a casos de violencia doméstica.

En febrero estaba previsto que llegaran a Uruguay más familias sirias, serían cerca de 70 personas, pero eso se postergó hasta nuevo aviso.

Consultado sobre si su decisión es que no vengan más refugiados sirios, Mujica respondió: “No diría que no vengan nuevas familias, diría que las que vengan tengan cierta seguridad. Mi sueño es que vengan gurises con madres”.

Este miércoles El Observador informó que un hermano marista de los que acompañó desde un principio a las familias sirias, presenció el momento en que un hombre le pegaba a su mujer.

En conferencia de prensa, el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, aseguró que no había denuncias en la Policía ni en los vecinos de los lugares donde viven las familias sirias.

 

Dejá tu comentario