Nacional

Mujica ordenó quitar Policía del Centenario y Parque Central

La AUF rechaza esta medida y realiza consultas en Presidencia. En los hechos, la medida paraliza el fútbol, aunque la decisión final es de la AUF, dice el gobierno.

 

El presidente José Mujica ordenó al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, que la Policía ya no preste vigilancia en los partidos de fútbol que se desarrollen en el estadio Centenario y en el Gran Parque Central, el estadio de Nacional. La medida obedece a los reiterados disturbios provocados por hinchas de Nacional y de Peñarol, en los que varias veces fueron agredidos funcionarios policiales.

El anuncio lo hizo este jueves en Subrayado el subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, en diálogo con Blanca Rodríguez, en los estudios de Canal 10.

El cuerpo de neutrales de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) se reunió de inmediato este mismo jueves de noche para analizar la situación. Según dijo a Subrayado Fernando Sobral, neutral de la AUF, este organismo rechaza la medida adoptada por el gobierno y se opone a que haya policías en unas canchas y en otras no.

Sobral dijo que desde este jueves y el viernes realizarán contactos "al más alto nivel" del gobierno, directamente con Presidencia, para intentar una marcha atrás en la decisión de Mujica.

Desde la AUF no habrá más declaraciones hasta tener una respuesta del gobierno y en todo caso habrá un comunicado este viernes de tarde. 

SIN FÚTBOL. La decisión del gobierno implica que ya no se podrá jugar ningún partido de fútbol en el Centenario y en el Parque Central, ya sea del campeonato local o internacional.

Vázquez explicó que si no hay policía no se puede jugar al fútbol. De esta forma, la decisión de Mujica indirectamente paraliza el fútbol en Uruguay, al menos en el Centenario y en el Parque Central.

Loading...

El subsecretario del Interior dijo que en las canchas chicas sí se podrá seguir jugando al fútbol porque habrá policías, pero será la AUF la que deberá decidir si sigue adelante con el campeonato ahora que no podrá haber partidos en el Centenario y en el Parque Central.

Por ejemplo, el partido entre Nacional y Liverpool en el estadio de Defensor (Franzini), previsto para el próximo sábado, se podrá jugar sin problemas porque allí sí la policía estará presente.

La AUF y los clubes deberán decidir si siguen adelante con este y otros partidos pese a la decisión del gobierno.

Vázquez dijo a Subrayado que si los clubes contratan seguridad privada para los partidos, el gobierno evaluará si permite que se jueguen. En ese caso la policía podría brindar seguridad en las afueras de los estadios Centenario y Parque Central, y la seguridad privada estaría adentro.

Esta medida, dijo Vázquez, se mantendrá "hasta que la AUF, los dirigentes y los hinchas den una respuesta" a los problemas de inseguridad que provocan los hinchas.

Respecto a los disturbios con los parciales de Nacional, Vázquez dijo que si la Policía no hubiera impedido la salida de la barra brava, se hubieran enfrentado con hinchas de Newell's. “Seguro hubiera habido enfrentamientos en el Parque Batlle y con más de un muerto”, dijo.

El subsecretario aseguró que varios hinchas de Nacional fueron heridos por los asientos que arrojaban otros hinchas y por la avalancha que provocaron al intentar salir. También reconoció que la Policía pudo haber lastimado a alguno durante la represión, en el intento por evitar que salieran de la tribuna Colombes.

En cuanto a la agresión que sufrió el fotógrafo de Nacional, Alejandro Moreira, Vázquez dijo que si hubiera acatado la orden de retirarse del lugar no pasaba nada. "No se debería haber resistido. Si se hubiera retirado esto no hubiera sucedido", afirmó y reconoció que "el procedimiento no fue el más correcto".

Este viernes, el presidente José Mujica recibirá en Torre Ejecutiva a los presidentes de Peñarol, Juan Pedro Damiani, de Nacional, Eduardo Ache, y de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Sebastián Bauzá. 

FOTO: Jorge Vázquez con Blanca Rodríguez en los estudios de Subrayado. 

Dejá tu comentario