Nacional

Mujica da pasos hacia el tratamiento compulsivo de la pasta base

En el paquete de seguridad está la creación de "brigadas mixtas" para internar a los adictos. También una ley más dura para menores que cometan delitos graves

 

Entre las medidas que el gobierno trabajará a mediano y largo plazo para combatir la delincuencia, está el tratamiento compulsivo de los adictos a la pasta base y el endurecimiento de penas para menores homicidas y rapiñeros.

En el primero de los casos, el Poder Ejecutivo diseña equipos mixtos integrados por INAU y el Ministerio de Desarrollo Social para dar respuesta a los problemas de seguridad derivados del tráfico y microtráfico de drogas.

Los diarios El Observador y La República abordan este tema como resultado del gabinete de seguridad que tuvo lugar ayer, el tercero en la última semana.

El gobierno no se resigna a seguir con el plan de los allanamientos nocturnos a las bocas de pasta base. En Montevideo hay una cada 800 viviendas, lo que muestra la magnitud y el alcance de esta droga, que ingresó al país y a la región a principios de la década de 2000.

La Policía tiene serios problemas para detener a los responsables. Entre que se dispone la detención y el allanamiento, los delincuentes tienen tiempo de hacer desaparecer las drogas. Y en el mejor de los casos, cuando la detención del distribuidor se lleva a cabo, la estructura queda al mando de algún otro familiar.

Uno de los factores novedosos del suministro de pasta base es que se ha convertido en un "negocio familiar".

En principio habría que atacar a unas 1.200 bocas que se encuentran en el área metropolitana.

En el paquete de medidas se estudia crear juzgados especializados en pasta base.

MÁS DUREZA. El presidente José Mujica ordenó la redacción de un proyecto para aumentar las penas a menores que cometan delitos graves como homicidios, rapiñas y violaciones

Esta propuesta coincide con las del senador Jorge Larrañaga de Alianza Nacional, quien ha mantenido una oposición equidistante del resto de la oposición que plantea como medida accesoria la baja en la edad de imputabilidad.

La idea de Mujica es facilitar "un atajo" frente a la posibilidad de un plebiscito que, en caso de conseguirse las firmas, se realizaría conjuntamente con las elecciones nacionales de 2014.

Dejá tu comentario