InternacionalesPortugal | Alemania | ómnibus

Mueren 29 turistas alemanes en accidente en la isla portuguesa de Madeira

El ómnibus que los trasladaba, iba desde el hotel a un restaurante pero se salió de la carretera en una curva y cayó 10 metros.

La isla portuguesa de Madeira y Alemania estaban este jueves de luto, un día después de la muerte de 29 turistas alemanes en un accidente de ómnibus que acababa de dejar su hotel para conducirlos a un restaurante.

El bus, que llevaba a bordo a medio centenar de personas, se salió de la carretera en una curva, y cayó una decena de metros más abajo sobre una vivienda construida en el flanco de una colina.

El accidente, cuyas razones aún se ignoran, se produjo en una carretera secundaria cerca de la localidad de Caniço, situada entre las ciudades de Funchal, la capital regional, y la de Santa Cruz, más al este.

El grupo de turistas, que compraron su viaje en la misma agencia alemana, acababa de dejar el hotel Quinta Splendida, donde estaban alojados, para ir a cenar a Funchal, indicó a la AFP una empleada del hotel.

En el accidente murieron 17 mujeres y 12 hombres de nacionalidad alemana, la mayoría de ellos de entre 40 y 60 años, según las autoridades locales.

Según una superviviente alemana, poco después de salir, el autobús chocó contra un muro y cayó por un terraplén dando vueltas de campana. "La gente fue eyectada por la ventana" agregó a la televisión portuguesa TVI la mujer, de unos 60 años, que salió indemne del accidente y no dio su nombre.

La fiscalía de Madeira abrió una investigación, mientras el vicepresidente del gobierno regional, Pedro Calado, considero "prematuro" adelantar las causas del accidente, pues el autobús tenía cinco años y acababa de ser objeto de inspección.

Madeira-Portugal-accidente-fatal-AFP.jpg

Según la prensa local, habría entre los heridos dos portugueses, el chofer del autobús y un guía turístico.

Equipos de los servicios forenses debían trasladarse desde la capital a Madeira para ayudar a las autoridades de la isla a efectuar las autopsias de las víctimas.

Situada a unos 500 kilómetros de la costa de Marruecos, la isla portuguesa de Madeira, conocida como "la perla del Atlántico", atrae cada año, con sus paisajes volcánicos y su clima templado, a miles de turistas extranjeros, la mitad de ellos británicos o alemanes.

El archipiélago, formado por dos islas principales -Madeira y Porto Santo-, cuenta con 270.000 habitantes, de los cuales más de 130.000 viven en Funchal, la capital regional, y cuya costa está totalmente urbanizada con hoteles de lujo y complejos turísticos.

Dejá tu comentario