Nacional

Ministerio del Interior planea tratar a delincuentes sexuales

La alta reincidencia hace pensar que es necesario crear mecanismos de seguimiento más allá de la cárcel, cuando las personas son liberadas y ya pagaron su pena

 

El violador de Salinas, que acaba de ser procesados por nueve casos, hizo saltar todas las alarmas. El Ministerio del Interior realizará un seguimiento de los delincuentes sexuales una vez que sean liberados.

Actualmente un 4% de las 9.000 personas que integran la población reclusa están allí por delitos sexuales como violación, intento de violación, abuso sexual, pornografía, atentado violento al pudor y otras figuras procesales.

La alta reincidencia de este tipo de delitos hace pensar a las autoridades que se debe tratar la "especificidad" de los delitos sexuales y de quienes los cometen.

La asesora del Ministerio del Interior, Gabriela Fulco fue contundente: "es de los pocos delitos en que el efecto intimidatorio de la pena no incide y no inhibe la conducta ni la reincidencia", destacó en entrevista con Últimas Noticias.

Más allá de las terapias de la conducta que se puedan aplicar al individuo durante su reclusión, Fulco es partidaria de crear mecanismos de control.

Los cambios legales que deberán realizarse para ejercer esa coordinación "no serán fáciles".

Las personas procesadas por delitos sexuales en general son recluidas en pabellones diferentes al resto de los reclusos. La experiencia en los casi 30 establecimientos de reclusión es que son presos atacados por el resto de sus pares, dada la naturaleza del delito cometido.

Los reclusos suelen atacar a los delincuentes sexuales y últimamente a quienes llegan por delitos de violencia doméstica, por lo que las autoridades deben apartarlos.

CUATRO CASOS. En los últimos tres años la Policía trabajó en cuatro casos de violadores seriales en Montevideo y Canelones.

En mayo de 2009 un violador serial atacó a varias adolescentes en Suárez.

El violador mantuvo en vilo a la policía durante varios meses y a la localidad. Sometió sexualmente a más de media docena de mujeres, fue detenido en Ciudad de la Costa y procesado con prisión por los delitos de violación, hurto y rapto.-

En marzo de 2010 fue detenido otro violador serial que atacaba mujeres en la rambla del Cerro y Capurro. Al hombre se lo acusó de unas diez violaciones.

El atacante andaba siempre en bicicleta y amenazaba a sus víctimas usando un cuchillo o un revolver de juguete.  Este violador causó pánico entre las adolescentes que iban a estudiar a esas zonas. Finalmente fue capturado y procesado con prisión por delitos de atentado violento al pudor, violación en grado de tentativa, rapiña y violencia privada.

En abril, la policía atrapó a otro violador que atacaba a mujeres de 60 y 70 años. Lo hacía cuando las mujeres se encontraban solas en sus casas en la zona de Pocitos.

En Montevideo, es el departamento de orden público de Jefatura el que investiga los casos de violadores seriales, que en los últimos tres años fueron cuatro.

Dejá tu comentario