SociedadMIDES | situación de calle | Marina Arismendi

MIDES abrirá tres centros diurnos para personas en situación de calle

Arismendi consideró que lo que pasa en la facultad es reflejo de esta necesidad, pero que los estudiantes puede aprovechar para trabajar con la población.

Ante las pocas alternativas que tienen las personas en situación de calle para pasar el día, el Mides trabaja en la apertura de tres centros diurnos, y la idea es que empiecen a funcionar este año.

Lo que pasa en la Facultad de Ciencias Sociales es el reflejo de la falta de alternativas de las personas en situación de calle durante el día.

El Mides cuenta con un solo centro diurno, el resto ofrece refugio solo por las noches. Por eso el uso de las instalaciones de la facultad por parte de decenas de indigentes, sobre todo de las computadoras, motivó una reunión entre el decano, estudiantes y las autoridades del Mides.

Cerca de 70 personas en situación de calle aprovechan el centro educativo ubicado en el centro de Montevideo para permanecer allí durante las horas del día.

La ministra de Desarrollo Social entiende que los estudiantes de Ciencias Sociales pueden aprovechar para trabajar con esas poblaciones.

La situación se repite en otras dependencias públicas, por eso el Mides anunció la apertura de tres centros diurnos más con capacidad para 40 personas cada uno.

El objetivo es que estén listos antes de fin de año.

La prioridad será para personas con problemas de adicción, patologías psiquiátricas y discapacidad intelectual o física.

El Ministerio de Desarrollo Social comenzó a implementar un nuevo sistema de cocina en algunos refugios con la participación de los beneficiarios.

El objetivo es darles herramientas para que puedan insertarse en la sociedad, explicó la ministra Marina Arismendi.

MARINA SITUACION CALLE

La mayoría de las personas que pasan por los refugios del Mides tienen estadías prolongadas, que a veces superan los 12 meses.

El objetivo de las autoridades es ofrecerles herramientas para que se inserten en la vida social y laboral lo antes posible.

Entre las soluciones surgió la experiencia de cocinar en los propios refugios donde hasta ahora la comida era suministrada por el ejército.

Hasta el momento el proyecto se pudo implementar en tres refugios que cuentan con las condiciones para hacerlo, como el hecho de tener cocina.

La ministra Arismendi explicó que este cambio no estaba pensado al momento de alquilar los locales y por eso no en todo los casos se va poder aplicar.

Consultada sobre la cantidad de personas que siguen negándose a concurrir a refugios, la ministra dijo no tener cifras oficiales porque se trata de una población muy fluctuante.

Dejá tu comentario