AFP

Mickelson se disculpa por sus comentarios sobre el proyecto de SuperLiga de golf

El veterano Phil Mickelson pidió disculpas este martes por sus comentarios sobre el proyecto de una SuperLiga de golf respaldada por Arabia Saudita, que le valieron fuertes críticas y la pérdida de un patrocinador, y sugirió que podría tomarse un tiempo fuera de la competición.

El veterano Phil Mickelson pidió disculpas este martes por sus comentarios sobre el proyecto de una SuperLiga de golf respaldada por Arabia Saudita, que le valieron fuertes críticas y la pérdida de un patrocinador, y sugirió que podría tomarse un tiempo fuera de la competición.

En declaraciones recogidas la semana pasada por el sitio web The Fire Pit Collective, Mickelson señaló que consideraría involucrarse en el proyecto saudita como forma de presionar por mejoras para los jugadores en el circuito PGA.

El golfista californiano, de 51 años, afirmó que, a pesar del "horrible historial en derechos humanos" en Arabia Saudita, la propuesta podría ser una "oportunidad única de remodelar el funcionamiento de PGA" y lograr cambios, por ejemplo, en la propiedad de los derechos mediáticos de los jugadores que ejerce el circuito.

Este martes, tras encajar críticas de algunos de sus propios colegas, Mickelson publicó en Twitter un texto de disculpas.

"Utilicé palabras de las que me arrepiento sinceramente y que no reflejan mis verdaderos sentimientos o intenciones", escribió el ganador de seis torneos de Grand Slam.

"Fue una imprudencia, ofendí a gente y lamento profundamente mi elección de palabras. Estoy más que decepcionado y haré todo lo posible por reflexionar y aprender de esto", se comprometió el actual ganador del Campeonato de la PGA.

La propuesta de crear una liga de golf financiada por Arabia Saudita y alternativa al circuito PGA es promovida por el exjugador australiano Greg Norman y fue objeto de un encendido debate la semana pasada durante el Genesis Invitational, torneo patrocinado por Tiger Woods, especialmente a raíz de las declaraciones de Mickelson.

Jugadores como el español Jon Rahm, número uno del mundo, y los estadounidenses Dustin Johnson y Bryson DeChambeau dieron su respaldo al circuito PGA frente a la posible competencia saudita.

El norirlandés Rory McIlroy, otro ex número de PGA, cargó contra los comentarios de Mickelson al considerarlos "ingenuos, egoístas e ignorantes".

"Fue muy sorprendente y decepcionante. Triste. Estoy seguro de que ahora debe estar en casa sentado repensando su posición", dijo McIlroy.

- Un posible descanso -

En su texto del martes, Mickelson aseguró que no tuvo la intención de dañar a nadie y pidió disculpas "a las personas que afecté negativamente".

"El golf necesita desesperadamente un cambio, y el verdadero cambio siempre viene precedido de una disrupción", argumentó. "Siempre he sabido que las críticas vendrían con la exploración de cualquier cosa nueva. Aun así, elegí ponerme al frente de esto para inspirar el cambio, recibiendo los golpes públicamente para hacer el trabajo entre bastidores".

"Esto siempre ha sido para apoyar a los jugadores y al juego", afirmó el californiano, que ante la polémica ofreció a sus patrocinadores tomar una pausa en su relación comercial con él o incluso acabarla.

Una de esas compañías, KPMG U.S. confirmó el martes el final de su patrocinio al golfista.

Mickelson también reconoció que la presión y el estrés de la competición le han desgastado y dijo que podría tomar un descanso.

"En los últimos 10 años he sentido que la presión y el estrés me afectan poco a poco a un nivel más profundo", afirmó. "Sé que no he dado lo mejor de mí y que necesito desesperadamente un tiempo fuera para dar prioridad a los que más quiero y trabajar para ser el hombre que quiero ser".

meh/gbv/cl

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario