AFP

Merkel vista por otros líderes mundiales

Tras 16 años en el poder, Angela Merkel supo ganarse el respeto de muchos líderes mundiales, pero también provocó la ira de algunos de sus rivales políticos.

Tras 16 años en el poder, Angela Merkel supo ganarse el respeto de muchos líderes mundiales, pero también provocó la ira de algunos de sus rivales políticos.

Aquí una recopilación de declaraciones de otros dirigentes que han tratado con ella estos años.

- Vladimir Putin, presidente de Rusia

"Le tengo confianza, es una persona muy abierta", dijo en una entrevista al diario Bild en 2016, asegurando que la canciller "hacía realmente un esfuerzo honesto para resolver las crisis".

- Emmanuel Macron, presidente de Francia

En el último consejo de ministros francoalemán organizado en París a finales de 2021, Macron tuteó a Merkel y le agradeció su trabajo.

"Este último consejo me permite decir todo lo que la relación francoalemana debe a tu compromiso, tu voluntad, a veces tu paciencia con nosotros, y tu capacidad de escucha. Gracias infinitas por ello", le dijo.

- Barack Obama, expresidente de Estados Unidos

"Su aspecto impasible refleja su sentido de análisis. Era conocida por desconfiar de los estallidos emocionales o la retórica excesiva, y su equipo reconoció más tarde que ella era escéptica respecto a mí precisamente por mi talento oratorio. No me ofendió, pensé que en un dirigente alemán, una aversión por una eventual demagogia era algo sano", escribió en sus memorias "Una tierra prometida".

- Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea

"Sabe siempre poner las cosas en su contexto, incluidos los numerosos años pasados en Europa, que ella ha contribuido a modelar. Con frases simples recuerda a la gente lo que es importante. Y a menudo, cuando estamos estancados, ella lanza una idea y arrancamos nuevamente. La echaremos de menos", declaró en un foro sobre política europea en mayo de 2021.

- Viktor Orban, primer ministro de Hungría

Durante una visita a Baviera, criticó la generosa política de acogida de refugiados lanzada por Merkel en la crisis migratoria de 2015.

"La cosa más importante que no puede haber es imperialismo moral. No dudo del derecho de Alemania de definir sus obligaciones morales para ella misma. Ellos pueden decidir si aceptan cada refugiado o no, pero eso no debe ser obligatorio más que para ellos", aseguró.

- Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo

"Tiene un dinamismo y una resistencia extraordinarios, así como una fuerza interior increíble que le permite seguir en la mesa de negociación y hacerla avanzar. Su objetivo es siempre llegar a ese compromiso tan importante que, por definición, dejará a todo el mundo un poco frustrado y un poco enfadado, y este espíritu la ayudó a remodelar nuestro mundo", dijo durante la entrega de un diploma honorífico en septiembre de 2019.

- Mark Rutte, primer ministro de Holanda

"Aporta juicio y decencia a la política. Cuando empieza a hablar en el Consejo Europeo, muchos todavía están con sus iPhones. Pero, enseguida, todos los dejan. Los bolígrafos también. Y escuchamos. Tiene una autoridad enorme", afirmó en mayo de 2021.

- Jean-Claude Juncker, expresidente de la Comisión Europea

"Siempre se dice que Merkel no es una persona que se deje llevar por las emociones o la empatía. Esto no corresponde con las múltiples observaciones que yo puedo hacer (...) En la crisis de refugiados, la escuché decir que podía ponerse en la piel de los refugiados por razones filosóficas, de religión o de color", dijo en una entrevista al periódico belga Le Soir en agosto de 2021.

- Yanis Varoufakis, exministro de Finanzas de Grecia

"Merkel enterró la idea de los eurobonos y cerró el ataúd (...) La señora Merkel ha sido fiel a sí misma, pero de una manera extraordinariamente negativa y destructiva para la Unión Europea", declaró en una entrevista a la cadena pública alemana ZDF en 2020 quien se erigió en némesis de la austeridad europea en la anterior crisis económica.

dlc-dac/ylf/dbh/mis

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario