Internacionaleschalecos amarillos | Francia

Más de 1.300 detenidos durante la protesta multitudinaria de los "chalecos amarillos"

París fue el epicentro de las protestas y los enfrentamientos con la Policía. El primer ministro destacó que Macron ya abrió un canal de diálogo.

Unos 125.000 miembros de los "chalecos amarillos" manifestaron en Francia y más de 1.300 personas han sido detenidas este sábado, el cuarto consecutivo de protestas de este colectivo antigobierno, señaló el secretario de Estado al Interior, Laurent Nuñez.

La mayoría de los detenidos fue en París, epicentro de las protestas y los enfrentamientos con la Policía.

"Vamos a seguir muy concentrados en París y en provincia para enmarcar las manifestaciones y desactivar a los alborotadores, que como saben hay muchos en París", agregó Nuñez.

La policía judicial arrestó durante la semana a "título preventivo" a varias personas, incluyendo algunas que cometieron desmanes el 1 de diciembre. También fueron detenidas personas que emitieron amenazas.

Cerca de 90.000 policías están desplegados en toda Francia este sábado, un dispositivo excepcional para evitar manifestaciones violentas, como las que impactaron al mundo la semana pasada.

Además, por primera vez en más de una década, se veían en la capital vehículos blindados de la gendarmería, desplegados para proteger los edificios públicos y despejar las barricadas.

LLAMADO AL DIÁLOGO

El primer ministro francés, Edouard Philippe, llamó este sábado a reanudar el diálogo con el movimiento de los "chalecos amarillos" tras manifestaciones en todo el país, y prometió que el presidente Emmanuel Macron anunciará "medidas".

"El diálogo ha comenzado y debe continuar", dijo Philippe en una breve declaración retransmitida por televisión. "Hay que tejer de nuevo la unidad nacional", añadió, desde el ministerio del Interior.

"El presidente hablará y propondrá medidas para nutrir el diálogo", dijo. Estas medidas, "espero permitan a toda la Nación francesa reunirse y estar a la altura de los desafíos que ya están aquí y que seguirán planteándose en los años que vienen", apuntó.

Philippe expresó también su "admiración" por las fuerzas del orden que "hicieron respetar la ley frente a individuos que no vinieron a expresar sus opiniones, sino a menudo para enfrentarse, provocar y a veces saquear".

"La vigilancia y la movilización siguen siendo necesarias porque en París y en algunas ciudades provinciales todavía hay alborotadores en acción y por lo tanto es necesario expresarse con gran cautela", subrayó, poco antes de las 20H00 (19H00 GMT).

Unas 125.000 personas se manifestaron en Francia este sábado, indicó a su lado el ministro del Interior, Christophe Castaner. La policía detuvo a 1.385 personas, agregó.

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario