PolíticaGuido Manini Ríos

Manini Ríos se despegó de Cabildo Abierto y dijo que analiza todas las "pistas" políticas

Negó que vaya a liderar un "partido militar" y dijo que los uruguayos viven "una tragedia diaria"

El excomandante en jefe, Guido Manini Ríos, se despegó de la oferta política del Partido Cabildo Abierto y dijo que va a pensar "en qué pista política" va a incursionar.

"Puede ser en ese partido o en otro", comentó.

"Todavía no tengo decidido siquiera participar en política. Me voy a tomar el tiempo que estime necesario.", dijo en entrevista con el programa radial En Perspectiva.

Descartó que vaya a liderar "un partido militar", como señaló el precandidato colorado Julio Sanguinetti.

"He visto que en Cabildo hay militares, pero sus autoridades son civiles. Si vamos al caso, el Frente Amplio tuvo varios militares durante su etapa de conformación".

A casi una semana de su destitución, el exmilitar dijo que la gente "vive una tragedia diaria, vive con miedo, sin trabajo", un panorama que puede ameritar que él "pueda dar una mano desde otro puesto de lucha".

En el mensaje de video que grabó a modo de despedida de la comandancia adelantó que iba a analizar incursionar en política para defender a las Fuerzas Armadas y a los "más frágiles".

Ante una pregunta del periodista Emiliano Cotelo, aclaró que eso no implicaba "mezclar Ejército y política".

"Queremos un Ejército respetuoso de las instituciones y las leyes", añadió.

Sobre sus opciones políticas, Manini Ríos dijo "haber votado variado" y dijo no sentirse en la oposición al actual gobierno.

"Hay cosas que el gobierno hace bien y cosas que el gobierno hace mal. Yo no voy a incursionar en política para sacar a fulano. Si entro a la política será para resolver problemas. No me voy a encuadrar".

Manini recordó que por el lado paterno su familia ha sido tradicionalmente colorada. Su abuelo fue ministro de Batlle y Ordoñez y su tío fue ministro del Interior en el primer gobierno de Sanguinetti (1985-1989).

Por su lado materno, agregó, hay personas vinculadas al Partido Nacional. Su otro abuelo, el coronel Aberlardo Márquez fue lugarteniente de Aparicio Saravia en 1904.

"Así que tengo razones para incursionar en cualquier partido, no estoy encasillado a ninguno. Como decíamos en el ejército: yo soy a blanco, ni colorado. Yo soy verde", señaló.

Y agregó: "tengo un tío comunista y que estuvo preso en dictadura".

Por otra parte, el exmilitar habló de la reunión del martes 12 con Vázquez.

Allí se determinó su salida por las duras críticas que Manini realizó al sistema de justicia algo que el poder Ejecutivo consideró "inaceptable" y fuera de las normas para un comandante en actividad.

MANINI RIOS EN JUSTICIA

Sobre este punto, Manini Ríos aclaró no haber buscado su cese, aunque "sí era consciente que podría terminar así".

En tal sentido, contó que Vázquez le comunicó la destitución al final de la reunión.

"Yo no tenia claro que el presidente tenia tomada la decisión cesarme de antemano. Hay gente que piensa que sí", contó.

"Mi mejor solución hubiera sido encontrar comprensión por cómo se estaba juzgando a soldados por hechos ocurridos 40 años atrás", señaló.

El periodista Cotelo le preguntó si no hubo un "quemar las naves" en la fuerte apuesta a presentar las críticas sobre la justicia, en un contexto de malestar en el que también había otros temas sobrevolando como la Caja Militar y la Ley Orgánica que procura la reducción de las Fuerzas Armadas.

"Sí, es una lectura posible", admitió el militar retirado.

También reconoció que su gestión estuvo determinada por la necesidad de "levantar el perfil" a los problemas sociales que arrastran las Fuerzas Armadas.

"Luego de la muerte de (Eleuterio) Fernández Huidobro la mira se puso más en mí porque antes era el ministro el que decía esas cosas", afirmó sobre la curiosa sintonía que tuvo con el exguerrillero tupamaro y superior al mando.

"Era una persona con una alta sensibilidad por las cosas que pasaban a la institución", dijo.

POLÉMICA MANINI

Sobre el video que grabó como despedida, explicó que un comandante cuando se va sin incidentes prepara su salida visitando todos los cuarteles del país y le "da la mano" a cada uno de sus subalternos.

"Esto no iba a ser posible a raíz del incidente", dijo Manini, por lo que decidió grabar el video.

"Mis soldados no tienen Twitter. Solo conocen los canales oficiales del Ejército", aseguró Manini al explicar por qué decidió grabar el mensaje en las cuentas oficiales cuando ya había sido desplazado de su cargo.

En la entrevista reconoció que cuando habló de las "falsedades de burócratas incapaces" se estaba refiriendo al ministro de Trabajo Ernesto Murro y al subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, entre otros, con quienes se enfrentó por la reforma de la Caja Militar.

"Puede ser, puede ser", respondió Manini al citarle la lista de funcionarios con los que tvo enfrentamientos.

Manini dijo que estos funcionarios estaban "enceguecidos en su soberbia y atrapados en sus prejuicios ideológicos".

Sobre este punto explicó que "ignoraron todas nuestras razones" y luego "tuvieron la hipocresía" de presentar el proyecto de ley argumentando que era un trabajo conjunto con las Fuerzas Armadas.

En una alocución subida a Youtube en la cuenta oficial el Ejército Nacional, Manini Ríos fue durísimo con el gobierno y dijo que hay quienes "lucran con la confrontación. convertidos en peones bien pagos de los centros de poder mundial".

La tensa reunión ocurrida un día antes, el 12 de marzo, estaba planteada desde el mes de febrero, exactamente un mes antes de que se conociera el documento polémico y eso determinara la salida de Manini.

El 13 de febrero, el comandante elevó al Ministerio de Defensa el informe que provocó su salida. Durante 30 días el trámite estuvo encajonado.

"Le entregué el documento en mano propia al ministro de Defensa y pedí una reunión para hablar personalmente con el presidente", contó. "Entendí que debía conocer de mis labios el sentir del Ejército. Creí que el mando superior debería estar informado".

Después de seis días de ocurridos los hechos, Manini decidió interrumpir el silencio que se había "autoimpuesto" y conceder una nota a Perspectiva.

"Hubo una marcada tergiversación del documento que motivo el cese", sostuvo y señaló en ese sentido a "políticos y comunicadores" como responsables.

Manini Ríos recordó que el documento reservado tenía ocho carillas y que Presidencia decidió divulgar apenas una parte.

Señaló que es natural que la justicia civil y los tribunales puedan fallar diferente sobre un mismo tema "porque tienen en cuenta aspectos diferentes".

Para el excomandante "no hubo un desacato a un poder del Estado", sino una observación "leal" del comandante sobre lo que pasó con militares juzgados por hechos ocurridos hace más de 40 años.

"Fui consciente que podía ser destituido. Pero como comandante mi obligación era darle mi opinión en privado al presidente para que él pudiera preguntarme si tuviera alguna duda".

De todos modos reconoció que el documento -que contenía la descripción de nueve casos- utilizaba términos fuertes para hablar del Poder Judicial.

Una de esas definiciones fue que "la justicia actuó como venganza" en algunos casos.

Puso el ejemplo del coronel Rodolfo Gregorio Álvarez por la muerte del detenido Gerardo Riet. El sobrino del exdictador Gregorio Conrado Álvarez está actualmente preso por el caso.

Los testimonios apuntan a que Álvarez -que fungía como juez sumariante en La Tablada en ese momento - fue un personaje secundario en las torturas que dieron muerte a Riet.

"No hay dudas en el Ejército que Rodolfo Gregorio Álvarez es inocente y está preso por su nombre, y por ser el sobrino del General Álvarez", dijo Manini Ríos.

Manini, que se recibió de alférez en 1978, dijo que él "jamás validó la tortura y las desapariciones" ocurridas en dictadura.

En su informe a Vázquez mencionó como una "injusticia" la prisión del coronel Juan Carlos Gómez.

Estuvo tres años y medio en la cárcel por el asesinato de Roberto Gomensoro Josman.

Numerosos testimonios confirmaron que Gomensoro no murió en el cuartel de Paso de los Toros donde estaba destinado Gómez, sino en la sede conocida como La Paloma, en Montevideo.

Como consecuencia de esta nueva investigación, Gómez fue sobreseído de esa causa y liberado en 2013.

Manini Ríos mencionó además los casos del fallecido general Miguel Dalmao por el caso Nibia Sabalsagaray y el del coronel Walter Gulla, exdirector del Penal de Libertad por la muerte de Horacio Ramos.

"Dalmao terminó procesado con sentencia firme y murió en la cárcel", comentó Manini. "El coronel Gulla, ya anciano, de 80 años, debió enfrentar la cárcel por un hecho sin pruebas".

En la reunión con el presidente un detonante que tensó aún más la reunión fue la mención del reciente procesamiento de un soldado de 72 años por un hecho ocurrido en los años 70.

En aquel momento, el año 1972, el soldado fue sobreseído con leyes aprobadas un año antes por un parlamento democrático, aseguró.

No fue asesinato, ni tortura. Fue abuso de autoridad con un detenido", comentó.

Manini dijo que al soldado lo mandaron ahora a prisión pese a que hoy el delito es considerado excarcelable.

Si fuera en otro contexto "capaz que lo mandarían a hacer tortafritas", ironizó.

Dejá tu comentario