InternacionalesVenezuela | Derechos Humanos | Donald Trump | Estados Unidos | Nicolás Maduro

Maduro se apoya en los militares ante respaldo internacional al opositor Guaidó

Obtuvo el respaldo de Rusia y Cuba, mientras parte de la comunidad internacional reconoce a Guaidó como presidente.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se apresta a recibir este jueves el apoyo de la cúpula militar, sostén de su gobierno, intentando contrarrestar el creciente respaldo internacional al jefe parlamentario Juan Guaidó, autoproclamado mandatario interino.

El ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López, y los comandantes regionales se pronunciarán "en apoyo al presidente constitucional" y en "respaldo de la soberanía" del país, anunció el gobierno.

Generales que comandan regiones estratégicas del país ratificaban este jueves a Maduro su "lealtad y subordinación absoluta al presidente constitucional de Venezuela", en mensajes difundidos por la televisión estatal. "Leales siempre, traidores nunca", dijo uno de ellos.

"No aceptamos a un presidente impuesto a la sombra de oscuros intereses ni autoproclamado al margen de la Ley", adelantó el miércoles el general Padrino López.

Maduro obtuvo el respaldo de sus aliados Rusia y Cuba, que se manifestaron contra la "injerencia extranjera" en Venezuela. Mientras, Guaidó, quien según una fuente de oposición "está en resguardo", seguía recibiendo mensajes de apoyo de mandatarios de la Unión Europea (UE) y América.

RESPALDOS A MADURO

Ante una multitudinaria manifestación de seguidores, Guaidó, ingeniero de 35 años, se autoproclamó el miércoles "presidente encargado de Venezuela", fijándose como meta "lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres".

El primero en reconocerlo fue el presidente Donald Trump, seguido por una decena de países de América Latina y Canadá. La UE pidió "elecciones libres" y la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, abogó este jueves en Davos por una "solución política pacífica".

La Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo secretario general Luis Almagro también dio el beneplácito a Guaidó, debatirá este jueves la situación de Venezuela.

Medio centenar de países consideran "ilegítimo" el segundo mandato que inició Maduro el 10 de enero, por considerar que los comicios en que fue reelegido -boicoteados por la oposición- fueron fraudulentos.

"La caída no es inminente"

El agravamiento de la crisis ocurre en medio de la peor debacle económica en la historia moderna del país petrolero, con escasez de alimentos y medicinas y una hiperinflación que el FMI proyecta en 10.000.000% para 2019.

Disturbios en el marco de protestas contra Maduro dejaron al menos 16 muertos desde el martes, según organismos de derechos humanos. La noche del miércoles hubo incidentes en barrios populares como Petare, en el este de la capital.

El miércoles, Guaidó llamó a las Fuerzas Armadas a ponerse "al lado del pueblo que sufre y de la Constitución" y les volvió a tender la mano a quienes desconozcan a Maduro, reiterándoles la oferta de una ley de amnistía.

Para los analistas de Eurasia Group, el reconocimiento del alto mando militar es vital para que Guaidó pueda liderar una transición, por lo que una "caída de Maduro no parece inminente".

Maduro tiene previsto asistir este jueves a una sesión en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), de línea oficialista, que el miércoles, ordenó a la Fiscalía investigar penalmente a los miembros del Parlamento -de mayoría opositora-, al acusarlos de usurpar las funciones de Maduro.

"Puede haber desde una reacción a favor de Maduro por parte de factores que lo sostienen, hasta una reacción violenta contra Guaidó o el Parlamento", comentó a AFP el politólogo Luis Salamanca.

Más que diplomacia, lo económico

Como respuesta al decidido apoyo de Washington a Guaidó, Maduro anunció, en una masiva concentración oficialista, la ruptura de relaciones con Estados Unidos, y dio 72 horas a sus diplomáticos para abandonar el país.

Sin embargo, Estados Unidos aseguró que Maduro no tiene autoridad para romper relaciones o expulsar diplomáticos y anunció que tomará "medidas apropiadas" si se pone "en peligro la seguridad de nuestra misión y de su personal".

En un comunicado a todas las embajadas, Guaidó, a quien Maduro considera un "títere" de Trump, les pidió "mantener su presencia diplomática".

"Pero lo que verdaderamente afecta o pone en entredicho la capacidad de gobernar del régimen de Maduro son medidas de corte económico o financiero", dijo a la AFP el internacionalista Mariano de Alba.

Estados Unidos compra a Venezuela un tercio de su deprimida producción de 1,4 millones de barriles diarios -fuente del 96% de divisas-. Según Maduro, sus enemigos quieren apropiarse de las mayores reservas de oro negro del planeta que tiene la nación sudamericana.

"Trump probablemente exploraría la posibilidad de congelar activos (de Venezuela). En el futuro podrían agregarse sanciones petroleras", opinó Eurasia Group.

Las marchas del miércoles fueron el primer gran pulso en las calles desde las protestas que dejaron unos 125 muertos en 2017. Guaidó anunció que la oposición se prepara para una gran marcha en la primera semana de febrero.

Dejá tu comentario