PRÓXIMO VIVO 17:55HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER

Macri ganador: "Un argentino con ganas no tiene límites, somos imparables"

El presidente entiende el resultado electoral como un espaldarazo a reformas liberales. Cristina salió senadora pero se enfrenta a una crisis interna

23 de octubre de 2017, 10:03hs

El presidente argentino, Mauricio Macri, triunfó el domingo en las elecciones legislativas de medio término con su alianza, lo que le permitirá profundizar las reformas liberales que ha impulsado desde que llegó al poder.

Obras públicas, golpes contra el narcotráfico, señales claras anticorrupción, son algunas de las luchas que el electorado premió. La ciudadanía entendió que los tarifazos fueron la consecuencia directa de los desajustes macroeconómicos y las obras postergadas por la anterior gestión.

Ahora con el camino despejado, y mayoría parlamentaria, Macri deberá luchar para revertir las cifras de pobreza que alcanzan al 30% en el país. Si lo logra -y en forma significativa- en estos dos años que tiene por delante, se abre un nuevo período en la Argentina. Si no lo logra, habilita al justicialismo a rearmarse e ir por la revancha en el 2019.

"No ganó un partido, ganó la certeza de que podemos cambiar la historia, construir con amor. Un argentino con ganas no tiene límites, somos imparables", declaró Macri al encabezar los festejos en la sede de la campaña de Cambiemos, una coalición de centroderecha.

La exmandataria Cristina Kirchner (2007-2015) volvió a la escena política con un escaño en el Senado por su partido Unidad Ciudadana (UC, peronistas de centroizquierda) y se aseguró así la inmunidad parlamentaria ahora que está imputada por un caso de corrupción.

"Sólo la UC ha crecido desde las primarias (de agosto) y emerge como la oposición más firme. Será la base de la construcción de la alternativa al gobierno. Aquí no se acaba nada, aquí empieza todo", manifestó frente a sus partidarios.

Cambiemos ganó en 13 de las 24 provincias del país, según los cómputos finales. Pero se llevó la victoria en las más pobladas: Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Fe y el distrito federal de la Capital.

Hasta ahora gobernaba con mayoría simple --87 de los 257 diputados y 15 de los 72 senadores-- gracias a alianzas.

Una proyección de la cadena de televisión TN le otorgó 108 diputados, mientras que la oposición se quedaría con 145. Los cuatro legisladores restantes son para otras fuerzas políticas.

El 78% de los 33,1 millones de argentinos llamados a las urnas votó para renovar la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado.

BATALLA BONAERENSE

La distribución de recursos comienza a discutirse con la constitución del nuevo Congreso.

Dice el analista Juan Battaleme, director de la Licenciatura en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Fundación UADE: "Esa distribución no solo tendrá que ver con el peso que los impuestos tienen en los ciudadanos sino también como serán distribuidos, situación que afecta directamente a la Provincia de Buenos Aires y a su gobernadora.

Con recursos limitados la gobernadora logró demostrar que se puede ir mejorando la calidad de vida de la gente. Si a ello se le suman los recursos que legítimamente le corresponden, los bastiones que aún retiene el justicialismo pueden verse transformados en los próximos años y el remanente azul transformarse en amarillo de cara al 2019".

El futuro le sonríe al presidente y su grupo de dirigentes.

"Un triunfo de Macri es una señal de salida del populismo y una señal de que el rumbo económico se mantiene", afirmó el politólogo Rosendo Fraga, de la consultora Nueva Mayoría. "Se instala ahora la reelección de Macri en 2019".

La analista política Mariel Fornoni reiteró que "el peronismo sufre una caída".

La batalla más dura se libró en la provincia de Buenos Aires, que tiene casi el 40% del padrón electoral.

El candidato de Cambiemos, Esteban Bullrich, ganó con el 42% de los votos, por delante del 37% de Kirchner.

Pero este resultado garantizó a la exmandataria, de 64 años, una de las tres bancas al Senado en juego en este distrito.

La expresidenta aspiraba a llegar a la Cámara Alta para "ponerle freno" a Macri y su política económica.

"La polarización entre el gobierno y el kirchnerismo es muy fuerte en el distrito bonaerense y opacó al resto", explicó a la AFP Gustavo Granero, un empleado bancario de 52 años.

CONTRA KIRCHNER

Desde que llegó al poder hace casi dos años, Macri ha llevado adelante medidas para liberalizar la tercera economía de América Latina.

Los resultados tardaron en materializarse y la inflación sigue alta (17% desde principios de año), pero el crecimiento ha comenzado a repuntar: 1,6% en el primer semestre del año.

Preocupado por lograr atraer inversores extranjeros, Macri se involucró totalmente en la contienda electoral para aumentar su peso en el Parlamento. Los resultados del domingo consolidan su gobierno.

El mandatario cuenta con el respaldo de los gobiernos de Estados Unidos, la Unión Europea, organismos de crédito y el mayor foro empresarial argentino agrupado en IDEA.

"Voté por los candidatos oficialistas. No estoy convencido, pero voté por Macri en 2015. Lo más importante es que Kirchner no regrese", contó a la AFP Sergio Peroti, de 48 años, después de emitir su voto en la capital.

Otra de las noticias que dejó la noche electoral fue la reelección del exmandatario Carlos Menem (1989-1999) como senador.

De esta forma mantiene la inmunidad parlamentaria. Está condenado a siete años de cárcel por venta de armas a Croacia y Ecuador pese a un embargo internacional.

La campaña por las legislativas se vio afectada por el caso de Santiago Maldonado, un activista mapuche que desapareció en agosto tras una represión policial en la Patagonia.

El gobierno fue presionado, tanto dentro como fuera del país, para encontrarlo. Su cuerpo fue hallado el martes. Los actos políticos previstos para los últimos días fueron cancelados.

CRISTINA SENADORA

View post on imgur.com

La expresidenta argentina Cristina Kirchner (2007-2015) logró el domingo una banca en el Senado, donde intentará liderar una oposición al presidente Mauricio Macri, cuyas listas se impusieron en la mayoría de las provincias de las legislativas de medio término, según cómputos oficiales.

Kirchner, de 64 años, obtiene de esta forma inmunidad parlamentaria, en momentos en que es imputada en casos de presunta corrupción. "Hay que ponerle un freno a Macri", dijo en la campaña.

No la tendrá fácil para reconstruir la oposición. El Partido Justicialista -liderado en el senado por Miguel Ángel Pichetto-  rechaza su liderazgo y le recrimina haber armado una coalición Unidad Ciudadana bajo cuyo paragüa intento captar votantes descontentos con el macrismo.

Politólogos y analistas señalan que el resultado electoral es el principio del fin del kirchnerismo. En inmenso poder electoral que dej´ó tras su muerte el expresidente Néstor Kirchner, generado en tiempo récord tras la crisis de 2001, se irá tan rápido como llegó. Habrá que ver en qué período se terminará disolviendo la coalición y cómo se reacomodarán las piezas en el peronismo

Para otros analistas Cristina Kirchner dará pelea en el Senado y emergerá otra vez como la voz alternativa a los cambios de modelo propuestos por Macri y los suyos.

Sin embargo, su peor enemigo es el propio peronismo. Pichetto ve a Cristina K como un impedimento de la renovación que, consideran, necesita el partido si quiere convertirse en una alternativa de poder para las próximas elecciones presidenciales de 2019.

NO AL POPULISMO

Macri, de su lado, había llamado a votar a su candidato bonaerense a senador, Esteban Bullrich, para evitar que "vuelva el populismo", palabra que emplea para definir los 12 años que gobernó el kirchnerismo a comienzos del siglo.

Con el 98% de los votos escrutados, Bullrich obtuvo el 41,35% y Kirchner el 31,26%.

MENEM PERDIÓ EN LA RIOJA PEOR GANÓ LOS FUEROS

Otro peronista, pero identificado con la derecha del partido, el anciano expresidente Carlos Menem (1989-99), de 87 años, logró su reelección como senador por la pequeña provincia de La Rioja (noroeste), pese a que ocupó el segundo lugar detrás de las listas macristas.

Con esta reelección, el expresidente mantiene sus fueros parlamentarios, lo que le permitirá evitar ir a prisión tras haber sido condenado a una pena de siete años por contrabando de material bélico hacia Ecuador durante la guerra con Perú, en 1995, y a 14 de inhabilitación para ejercer cargos públicos. 

 

Dejá tu comentario