Lula se defiende de las acusaciones y dice que no le teme a la Justicia

En conferencia de prensa tras ser liberado dijo que no era necesario allanar su casa y llevarlo detenido para que declarara ante la Justicia. Exigió "respeto".

 

El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, que fue trasladado este viernes a la policía para prestar declaraciones por el fraude a Petrobras, aseguró que no debe nada a nadie y no teme a la Justicia.

"Si querían escucharme solo tenían que llamarme que yo iba, porque no debo y no temo" a la Justicia, dijo Lula en la sede del Instituto que lleva su nombre en Sao Paulo.

Por orden judicial este viernes fue allanada su casa, luego lo llevaron detenido a declarar y finalmente, tres horas después, recuperó su libertad.

En conferencia de prensa posterior fustigó a los operadores judiciales que allanaron su casa y ordenaron su detención.

“No era necesario hacer este circo mediático”, dijo el expresidente.

 

Dejá tu comentario