Nacional

Legislador propone pagar 150 Unidades Reajustables a "arrepentidos" de Uber

Walter De León (MPP) quiere crear la figura para denunciar a choferes, pero solo si lo hacen "a mitad del viaje" para evitar "segundas intenciones"


El diputado del MPP Walter De León tiene una propuesta que ya genera polémica: pretende crear la figura de "usuario arrepentido" para atrapar a los conductores que trabajan para Uber, informa El Observador.

De León cree que sería de gran utilidad combatir la actividad de Uber utilizando un incentivo de 150 Unidades Reajustables a las personas que delaten a un chofer de la empresa.

Este concepto podría convertirse en proyecto de ley si el sector del expresidente José Mujica decide apoyarlo.

La condición concebida por el diputado -según El Observador- es que el arrepentido lo haga sin "ninguna segunda intención".

Lo que debe hacer la persona que quiera ganarse ese dinero es llamar a Uber y, a mitad del viaje, "arrepentirse" y alertar a las autoridades municipales.

"Se trata de hacer participar a los ciudadanos para que, entre todos, podamos solucionar este problema que le escapa a la Justicia. Para eso se necesita una herramienta innovadora, y la figura del arrepentido puede ser el camino", dijo el legislador a El Observador.

la duda que surge es cómo discernir cuando un usuario es un arrepentido de acuerdo a estas coordenadas especiales o es un cazarrecompensas o inclusive si es un agente al servicio de la "familia de taxi", que está en guerra con Uber.

"No es posible saberlo", admitió De León. "No es posible saber con certeza, ni una cosa ni la otra. Así que debemos creer que la persona se arrepiente de verdad. Después deberá darle a las autoridades los datos del coche y la constancia del pago electrónico".

La definición del diputado oficialista de usuario arrepentido quedó estabecida nás allá de que npo esté claro cómo se va a dirimir las intenciones del mismo.

"Se considerará usuario arrepentido "a toda persona que en el sector del transporte, luego de utilizar un servicio que no esté autorizado, se arrepienta y suministre los medios de prueba necesarios para identificar al conductor y el vehículo en infracción".

Se reconocerá como "testigo colaborador" a aquella persona que, como indica la clasificación, le salga como testigo al denunciante.

Una vez arrepentido, el usuario de Uber llamará por su celular a las autoridades quienes, según dice el proyecto, deberán acudir "inmediatamente" para labrar un acta documentando lo sucedido.

Según El Observador, "el Estado deberá hacer fe en el arrepentido para creerle que efectivamente se arrepintió y que no actuó con anticipada malicia".

La plata saldra del Estado, por supuesto. Las 150 UR serán financiadas mediante las multas correspondientes.

Al conductor de Uber delatado por el arrepentido se le aplicará, como pena accesoria, la incautación del vehículo por un plazo mínimo de seis meses.

Dejá tu comentario