Nacional

Lava Jato se instala cada vez más en Uruguay: 2 detenidos por red de coimas

Dos brasileños esperan la extradición a su país. Ministerio Público Federal cree que aquí se lavaron más de US$ 3 millones.

Por lo menos 3 millones de dolares se lavaron en Uruguay del dinero procedente de coimas cobradas por el exgobernador de Río de Janeiro, el detenido Sergio Cabral.

Así lo establece una denuncia presentada por el Ministerio Público Federal de Brasil el martes 7.

El documento establece que las maniobras se realizaba vía allegados a Cabral a través de un cambio ubicado en zona franca sin aval del Banco Central del Uruguay. En la misma red se identificó otro cambio habilitado dirigido por testaferros y una empresa fantasma.

En los últimos días fueron detenidas dos personas en Uruguay relacionadas con este caso.

Se trata de los brasileños Vinicius Claret Viera Barreto -a quien se le conoce popularmente como "Juca Bala"- y su socio Fernando Barbosa, ambos con pedidos de captura internacional.

El cambista Vinicius Vieira Claret fue detenido en Maldonado en tanto que a Barbosa lo capturaron cuando regresaba a Uruguay de un viaje a Chile, adonde había viajado el viernes antes del carnaval.

La Diaria y el portal de investigación Sudestada vienen publicando informes sobre este caso que está relacionado con una red de corrupción mucho más amplia, en la que está involucrada la constructora Odebrecht, que repartió coimas a cambio de concesión de obra pública no sólo en Brasil, sino también en Perú, Ecuador, Colombia, entre otros países.

Por el momento no hay uruguayos detenidos por el capítulo uruguayo de lavado de dinero.

La Diaria apunta a la participación del abogado Oscar Algorta, indagado por el Caso Lava Jato en Brasil y vinculado a las empresas de Viera Barreto como socio y asesor.

En Ministerio Público brasileño ya acusó a Algorta de ser el "mentor intelectual" de la operación de blanqueamiento de capitales que benefició a Néstor Cerveró, director del área internacional de Petrobrás.

Algorta se comunicó con La Diaria, que dias antes había informado que el abogado había adquirido un inmueble en Carrasco por un millón de dólares a través de una firma de su creación.

Por escrito, el asesor se desligó de la operación, pese a que en 2008 fue él quien abrió la empresa Jolmey a pedido de Cerveró.

En ese sentido, dijo que Cerveró era asesorado por Algorta & Asociados. En aquel momento, dijo el exejecutivo de Petrobrás tenpia ingresos por encima de los 100.000 dólares y "era una persona respetable, respetada y que gozaba de una excelente reputación", comentó.

"En el escritorio no teníamos idea de la negociación del inmueble, su valor y con quién se estaba negociando, aseguró.

"Sólo asesoré dentro de mi profesión y en mi país a una persona que seis años después aparece involucrada en escándalos de corrupción".

De todos modos, La Diaria señala que la justicia brasileña sigue indagando a Algorta.

En octubre de 2016, el juez de la 13° Corte penal Federal de Paraná, Sergio Moro, intimó a Algorta por correo electrónico a designar un abogado defensor brasileño.

El 23 de febrero de 2017, Moro ratificó no haber recibido respuesta del abogado uruguayo.

Algorta argumenta que ya hay un presumario abierto en Uruguay, y que continuar el proceso en Brasil vulnera garantías básicas de todo estado de Derecho. No se puede juzgar en los dos países la misma conducta, explicó.

 

FOTO: Juca Bala junto a Dilma Rousseff. Ahora está preso en Uruguay, a la espera de extradición

 

 

Dejá tu comentario