Laura Canoura presenta su espectáculo musical para niños

Una propuesta que combina música, video mapping, clowns, performance, actuación y mucha diversión para toda la familia.

Estas vacaciones de invierno Laura Canoura presenta Barcos de Papel, un espectáculo musical para toda la familia, con una producción de nivel internacional. Lo mejor del talento local al servicio de una trama que cuenta historias de abuelas, de canciones de todos los tiempos. Juegos y arte, combinados con la mayor calidad, bajo la dirección de Coco Rivero.

Una propuesta que combina las más importantes disciplinas artísticas: música, video mapping, clowns, performance y actuación.

Barcos de Papel recoge lo mejor de la trayectoria de la música popular en español.

Es un homenaje a la música que acompañó la infancia de madres, padres, abuelas y abuelos y que, a través de esas generaciones, hoy está presente en el día a día de niñas y niños.

Es la primera vez que la cantante hace un espectáculo para niños, versionando temas propios, de músicos nacionales y compositores latinos que la han inspirado, cuyas canciones forman parte de nuestras cultura.

Habrá juegos y actividades lúdicas desde la llegada de las familias al teatro porque los actores recibirán al público con sorpresas en el hall que luego se extenderán durante todo el espectáculo.

Las funciones serán del 30 de junio al 15 de julio a las 15 horas en la sala principal del Teatro El Galpón y los viernes se agregará una función a las 21 horas.

Las entradas están a la venta en Tickantel.

Canoura.jpg

El equipo

Grandes artistas se han sumado esta propuesta musical, Coco Rivero en la dirección, la banda de Canoura de todos los tiempos, la Compañía Opa Payasos, la vestuarista Mercedes Lalanne; y un gran equipo técnico a cargo de video mapping que pondrá la tecnología al servicio de las artes visuales, dando vida y color al espectáculo.

La historia

Había una vez una niña que se hizo abuela. Esa niña se llamaba Carmen y viajó mucho. Ella tenía 5 años cuando se vino desde España. Le habían contado que en estos rincones del sur había un pedacito de tierra hermoso y lleno de posibilidades.

Con una rambla con vista al horizonte. Entonces toda su familia se vino escapando de la pobreza y las guerras en un barco gigante que atravesaba olas inmensas y que tardo tres meses en llegar a Montevideo.

En esos tres meses la abuela Carmen conoció gente de muchos países diferentes. El barco era su mundo. Y el mundo en ese barco era diverso y hermoso. Ahí aprendió idiomas, canciones, sabores.

Y eso que aprendió a los 5 años no dejo de vivirlo el resto de su vida. Barcos de Papel es la forma de recordar a todas las abuelas que nos han dejado como legado el placer de leer, de disfrutar los sabores, de respetar a la gente y de cantar.

Dejá tu comentario