EconomíaAgronegocios | clima

Las lluvias y el paro de transportistas de combustibles perjudicaron a la agricultura

El exceso de agua en tres días equivalió a dos meses de precipitaciones promedio. Cosechas demoradas por falta de gasoil.

Las abundantes lluvias de los últimos días fueron una bendición para algunos y una maldición para otros en materia de agronegocios.

Chacras de trigo y cebada perdieron calidad por el exceso de agua. la producción estaba al borde de la cosecha, cuando el paro de transportistas de combustible de la semana pasada. En ese período el buen tiempo pudo haber acelerado los procesos.

En el caso de la soja, los cultivadores tendrán que resembrar pese a la poca disponibilidad de semillas.

Los ganaderos. en cambio, están agradecidos a la lluvia, en especial los destinados a la cría. como a la producción de carne y leche.

Esto se podrá ver en la producción de pasturas para el verano, coinciden en señalar los empresarios del sector.

También el factor climático abarca lo reproductivo. Las vacas están en mejores condiciones para el entore.

Este es el panorama que describen El País y El Observador a partir de testimonios de empresarios y asesores del sector.

Según el meteorólogo Guillermo Ramis será el tercer diciembre con más lluvias de los últimos 110 años. Mirá el análisis de Inumet.

En tres días llovieron entre 180 y 240 milímetros. En algunas regiones el litoral la medida alcanzó los 400 mm.

En el Uruguay, las precipitaciones promedio mensuales apenas sobrepasan los 100 mm.

Los productores advierten que la situación no cesará en los próximos días. Dan lluvias para el viernes 21 y más lluvias para el 25 y 26, señaló Alexis González, gerente de Agricultura en Agronegocios del Plata (ADP), una de las principales empresas de plaza.

La pérdida de los márgenes de ganancia desalienta a los empresarios. la or parte de la llevó la zona centro y sur del país. Allí falta recolectar el 40% de lo sembrado, señala el matutino.

En el litoral sur resta un 10%. En la zona norte hubo una mayoría de campos que pudieron terminar la cosecha.

En empresas como ADP, el material que perdió calidad será destinado a forraje lo que kitiga las pérdidas.

En este caso, la compañía restaba consechar el 5% del área de invierno.

esta párea creció en 2018 9.7% tras varias campañas de achique.

Ocupó 460.000 hectáreas, 44% de trigo, 37% de cebada y 11.5 de colza y otros.

Dejá tu comentario