Nacional

Las dificultades en la cadena de pagos y el aumento de la morosidad

El análisis de Nicolás Lussich sobre esa tendencia leve, y las causas y las consecuencias para la economía local.

Por un lado o por otro (en el consumo, agro, comercio, industrias) se habla de dificultades en la cadena de pagos, con un aumento de la morosidad.

Es cierto que hay un aumento, pero no es para alarmarse: es una tendencia leve. Igual, es bueno advertirla y analizarla.

El asunto tiene dos causas. Por un lado, luego de toda expansión (en particular la muy larga y contundente que tuvo Uruguay) los negocios tienden a “decantar” y hay proyectos que se concibieron en el boom que no son competitivos. Pasa en el campo y en los boliches, en la construcción y el turismo.

Por otra parte –es cierto- hay aumentos de costos en la economía que afectan a las empresas (antes que a los consumidores) lo que explica los problemas del agro y la industria.

Los consumidores están siendo afectados por el desempleo. Eso puede complicar algunos créditos, por ejemplo: autos, pero no se ven aumentos de morosidad en viviendas.

Todo esto es lo vinculado a préstamos bancarios. Los préstamos no bancarios los monitorea Pronto! y allí aparece una tendencia mayor a recurrir a préstamos para pagar préstamos viejos. Es una situación complicada porque los costos financieros son altos.

Sin embargo, no parece que la situación –al menos por ahora- se agrave: el ingreso de los hogares sigue creciendo por el gran aumento de jubilaciones y salarios, ( y eso a pesar del aumento del desempleo). El ingreso subió 4% en términos reales en el último año.

Dejá tu comentario