AFP

Las competiciones a puerta cerrada empañan los "Juegos de la reconstrucción"

Los Juegos Olímpicos de Tokio deberían ser "los de la reconstrucción" para Japón tras la catástrofe de 2011, pero con la puerta cerrada impuesta por la pandemia, sus habitantes temen que sus esfuerzos sean "en vano".

Los Juegos Olímpicos de Tokio deberían ser "los de la reconstrucción" para Japón tras la catástrofe de 2011, pero con la puerta cerrada impuesta por la pandemia, sus habitantes temen que sus esfuerzos sean "en vano".

Primera prueba en arrancar en los Juegos, la competición de sóftbol tendrá lugar en parte en Fukushima, un departamento del noreste del archipiélago castigado por el triple desastre del 11 de marzo de 2011 (sismo, tsunami y accidente nuclear), que acogerá también un partido del torneo olímpico de béisbol.

Los organizadores de los Juegos anunciaron el jueves pasado que las competiciones en el Gran Tokio serían a puerta cerrada, una restricción que no debía afectar en principio a otros departamentos.

Pero las esperanzas de los habitantes de Fukushima se desvanecieron el sábado, cuando el gobernador del departamento finalmente anunció también que no habrá público, debido al número creciente de infecciones de covid-19 y la presión sobre el sistema hospitalario.

Ahora "no tenemos manera de hacer entender a la gente lo que pasa" allí, se lamentó William McMichael, un canadiense profesor en la universidad de Fukushima, comprometido desde hace años con promoción de la empañada imagen del departamento.

"Era el principal objetivo y todo habrá sido en vano", dijo a la AFP.

- Incomprensión -

La incomprensión es tanto más grande porque actualmente se permiten eventos deportivos en Japón (al margen de los Juegos Olímpicos) con limitación de espectadores.

"La cosa va mal por el virus, pero al menos se podría permitir a los niños ir a ver a jugadores de béisbol de clase mundial", piensa Yumiko Nishimoto, que lanzó un proyecto de plantación de 20.000 cerezos en Fukushima.

"Me hubiera gustado que encontrasen una razón para hacerlo, más que una razón para no hacerlo", añadió.

En el departamento vecino de Miyagi, también castigado por la catástrofe de 2011 y que iba a acoger a 5.000 espectadores para los partidos de fútbol durante los Juegos, el alcalde de la capital Sendai habría pedido una decisión similar a la de Fukushima, según los medios locales.

Los organizadores de los Juegos Olímpicos inauguraron el martes, delante del estadio Olímpico de Tokio tres monumentos "a la reconstrucción", compuestos en parte de aluminio reciclado procedente de alojamientos temporales construidos tras el desastre de 2011.

Los deportistas olímpicos pasarán delante yendo a competir y podrán leer los mensajes de apoyo que les han escrito los escolares de las zonas devastadas.

Pero muchos temen que el mensaje de la reconstrucción se haya perdido con unos Juegos convertidos en los de la pandemia.

"Creo que las palabras 'Juegos de la reconstrucción' se han olvidado'", lamentó así Hanae Nojiri, una periodista de una televisión local de Fukushima.

amk/mac/etb/jr/gr/dr/iga

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario