AFP

La tormenta tropical Elsa, debilitada, se acerca a Florida

El huracán Elsa se debilitó hasta convertirse en tormenta tropical el miércoles por la mañana cuando se acercaba a la costa oeste del norte de Florida, pero aún se esperaban fuertes vientos y lluvias a su paso, según meteorólogos en Estados Unidos.

El huracán Elsa se debilitó hasta convertirse en tormenta tropical el miércoles por la mañana cuando se acercaba a la costa oeste del norte de Florida, pero aún se esperaban fuertes vientos y lluvias a su paso, según meteorólogos en Estados Unidos.

A las 08H00 (12H00 GMT), Elsa se encontraba a 185 km al noroeste de Tampa y se pronosticaba que continuaría su trayectoria hacia el norte en la tarde, con un giro hacia el noreste a última hora del día, dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

A pesar de que sigue siendo posible un fortalecimiento de la intensidad de la tormenta, solo una pequeña parte de la costa oeste del norte de Florida permanece bajo alerta de huracán.

"La tormenta Elsa se moverá cerca o sobre parte de la costa oeste de Florida" el miércoles por la mañana, luego golpeará la costa norte de Florida sobre el Golfo de México, antes de moverse por el sureste de Estados Unidos el jueves, según el NHC.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, señaló la posibilidad de tornados esta tarde y pidió a los ciudadanos que estén atentos a las alertas meteorológicas.

A las 06H00 del miércoles, "unos 26.000 clientes en Florida sufrieron cortes de electricidad", señaló en rueda de prensa, pero aclaró que no había centros de salud afectados, ni se habían registrados daños importantes.

Elsa se convirtió el viernes en el primer huracán de la temporada en el Atlántico, categoría uno. Tras la muerte de tres personas en República Dominicana y Santa Lucía, la tormenta azotó Cuba el lunes dejando fuertes lluvias a su paso pero sin causar grandes daños.

- Decenas aún desaparecidos en Surfside -

El pasaje de Elsa por Florida se produce menos de dos semanas después de la tragedia de Surfside, una localidad a unos 20 km del centro de Miami donde un bloque residencial de 12 pisos colapsó parcialmente la madrugada del 24 de junio por causas que aún se investigan.

La alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, dijo a periodistas el martes por la tarde que el número de muertos en el derrumbe de un bloque del complejo Champlain Towers South aumentó a 36 con el hallazgo de otros cuatro cuerpos entre los escombros.

De los fallecidos, 29 fueron identificados, entre ellos un chileno, una uruguaya, un venezolano y una uruguaya-venezolana.

Levine Cava señaló que 109 personas aún figuraban como desaparecidas y que las autoridades habían podido confirmar que 70 estaban en el edificio de 12 pisos en el momento del derrumbe. Entre los afectados había muchos latinoamericanos de varios países.

"Sabemos que puede haber personas que se encontraban en el edificio y que nadie las haya reportado", dijo la alcaldesa, asegurando que la policía "se asegurará de identificar correctamente quién estaba y quién no estaba en este edificio".

El jefe de bomberos de Miami-Dade, Alan Cominsky, dijo que la demolición el domingo por la noche de la parte del edificio que aún estaba en pie había permitido a los equipos de búsqueda expandir sus operaciones.

El martes, la búsqueda continuó a pesar de la lluvia y el viento: los aproximadamente 200 rescatistas que registraron los escombros solo fueron interrumpidos por un rayo, que suspendió las operaciones durante una hora.

Unas 2.500 toneladas de escombros fueron removidas, según las autoridades.

El alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo que ingenieros estaban llevando a cabo una "revisión estructural completa" de otros edificios altos en la ciudad, incluido Champlain Towers North, una torre de condominios "hermana" a la que se desplomó.

Las autoridades tienen "profundas preocupaciones sobre ese edificio" y algunos residentes se han mudado, indicó.

bur-ad/dga

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario