La Junta le dijo no al megaplan de obras municipales por US$ 250 millones

Al buque insignia del intendente Martínez le faltó un voto. Edil opositor que iba a apoyar "se dio vuelta". Amenazas y nueva discusión en febrero.

18 de diciembre de 2015, 07:28hs

Al conflicto salarial con ADEOM, el intendente de Montevideo sumó esta madrugada una nueva frustración: no se aprobó el Fondo Capital, el buque insignia de su gestión, un paquete de 16 obras públicas por 250 millones de dólares a lo largo de quinquenio.

La decisión adoptada posterga la discusión para el mes de febrero. La edila Graciela Villar solicitó que el plan vuelva a comisión antes de volver al plenario.

Las obras comprenden mejoras en veredas, pasos, a nivel, ciclovías, seis nuevas plazas y el traslado del mercado Modelo.

El gobierno capitalino -que tiene 18 votos propios- deberá convencer a los ediles de la Concertación y del Partido Nacional para conseguir la adhesión que necesita en la Junta Departamental.

El edil de la Concertación Gastón Arias decidió dar marcha atrás a su voto afirmativo, informa El Observador.

El FA necesita 21 votos. Consiguió dos de la Concertación, Alfonso Iglesias y Luis Chirico, pese a la negativa del líder del sector, el empresario Edgardo Novick.

Chirico dijo no comprender la decisión de Arias de "darse vuelta" en la sesión. "Intercambiamos varias veces el texto para que se aprobara en esta misma sesión. Pero de la noche a la mañana salió votando diferente".

El plenario precisó seis horas de discusión para arribar a la conclusión de no aprobar el proyecto. La sesión terminó a los gritos y la de la oposición Cristina Ruffo denunció que cinco directores municipales amenazaron al edil Arias para que cambiara su voto.

Christian Di Candia, prosecretario de la Intendencia, salió a cruzar a Ruddo: "no te voy a contestar", dijo el aludido.

El edil de la Concertación Marcos Laens dijo que los números de la Intendencia están en rojo y se pretende comprometer el 25% de lo que se recauda por patentes para financiar el Fondo Capital.

Además, afirmó que el proyecto es inconstitucional según el análisis de un estudio jurídico contratado por la Concertación. Afirmó que las obras del plan no son prioridad para Montevideo y no apuntan a temas como limpieza, iluminación y tránsito.

“Votar este fideicomiso es votar un cheque en blanco”, aseguró Laens durante la sesión.

PLAN B. Ante esta postergación, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, señaló que ya analiza las alternativas para darle viabilidad a los proyectos.

Martínez indicó que la IM buscará poner el “interés de los ciudadanos por encima de cualquier mezquindad político partidaria”. De igual forma, tiene confianza en que las “cosas se den”.

Expresó que hay ediles de la oposición que, por disciplina partidaria, no iban a votarlo, a pesar de haberle manifestado que era una “excelente idea”.

Calificó como “una burrada” de los ediles de la oposición que argumentaron en contra del proyecto por no incluir temas que, según entienden, son prioritarios para la ciudad como iluminación. Martínez dijo que incluir “la iluminación es no entender nada” y mencionó la licitación que prevé sustituir las luminarias públicas por focos LED.

Dejá tu comentario