Nacional

La inflación volvió a ceder en junio y el acumulado está en 9,08%

En abril y mayo estaba en 9,18%, el pico fue en febrero, con 9,82%. En junio se acabó el acuerdo de precios con los supermercados, pero UTE bajó 5,5%. 

 

La inflación acumulada en los últimos 12 meses (junio de 2013 a junio de 2014) se ubicó en 9,08%, bajando así una vez más del pico alcanzado en febrero, cuando llegó a 9,82%. Ya en marzo había bajado a 9,73%, en tanto abril y mayo cerró a 9,18%.

Según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) la inflación de junio fue de 0,35%, llevando el acumulado en los que va del 2014 a 5,38%.

Lo que más subió el mes pasado fue el rubro “bebidas alcohólicas y tabaco”, 2,26%, “bienes y servicios diversos”, 0,79%, “recreación y cultura”, 0,65% y “restaurantes y hoteles”, 0,64%. El único rubro que experimentó deflación fue el “transporte”, -0,02%.

MEDIDAS. El descenso de la inflación acumulada en los últimos 12 meses se debió a varias medidas administrativas adoptadas por el gobierno, entre ellas el acuerdo de precios firmado con los supermercados y los industriales productores de alimentos y productos de primera necesidad.

A mediados de marzo se congelaron centenares de artículos y a fines de mayo el acuerdo se extendió hasta el 30 de junio.

Ese día los empresarios e industriales anunciaron que ya no podían sostener el acuerdo e informaron que subirían los precios de sus productos.

Esto hará que en julio se diluya el efecto positivo sobre la inflación y es de esperar un aumento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Sin embargo, puede jugar como compensación la rebaja de 5,5% promedio en las tarifas de UTE, vigente desde el 1º de julio.

En este sentido también puede tener un efecto negativo el ajuste de salarios a partir de julio, lo que lleva a muchas empresas a ajustar el precio de los productos o servicios de venta al público.

El gobierno intenta evitar que la inflación supere el 10% acumulado, lo que dispararía, por ejemplo, la negociación con los funcionarios públicos para, eventualmente, ajustar sus salarios de forma particular.

Dejá tu comentario