Showcine

La icónica catedral de Notre Dame, protagonista en el cine

El símbolo de la cultura europea que en estos días estuvo presa de las llamas. En varias oportunidades el cine le ha rendido homenaje. Repasemos algunos títulos.

París ha sido una ciudad hecha para el cine, con sus múltiples escenarios, y Notre Dame, con sus 850 años de historia, nunca ha sido ajena a la pantalla grande por su majestuosidad y belleza.

En estos días se habla de una película que predijo la destrucción de Notre Dame. Julie Delpy y Ethan Hawke protagonizaban a una pareja de enamorados en “Antes del atardecer”. En una escena se decía “lo que se pierde se pierde”, mientras la francesa dialogaba con su novio mirando la catedral.

Hoy ha tenido que arder el monumento para que recordemos a Víctor Hugo y una obra que escribió en 1830, donde el autor criticaba la devastación del urbanismo de la época. En la novela aparece el personaje de Quasimodo, el jorobado campanero, oculto entre la torre y las capillas.

La historia se popularizó en el cine mudo en 1923 para que Lon Chaney entregara una de las estampas más aclamadas del actor. Le siguió en 1939 Charles Laughton. En 1956 Anthony Quinn repitió el personaje junto a la seductora bailarina gitana Esmeralda, que danzaba en la explanada de Notre Dame. El rol estaba interpretado por Gina Lollobrigida.

En 1982 Anthony Hopkins se enfrentó a las masas deseosas de ver ahorcamientos públicos, devorados por la codicia. En la vela de Victor Hugo la verdadera heroína es la iglesia, y esa novela fue también transformada en musical.

Desde la aparición de la obra el mundo ha imaginado que la catedral está habitada por el fantasma de Quasimodo. Hasta Disney se ocupó de la historia en 1996. Quería rendir pleitesía no sólo a la novela sino a la monumental arquitectura, en una atractiva versión animada.

Hoy, para ayudarnos a mantener el recuerdo, tenemos el cine que le ha rendido cientos de homenajes. Como si estos días el jorobado Quasimodo estuviera en lo alto de las llamas pidiendo auxilio.

Temas

Dejá tu comentario