Sociedad Greg Mortimer | España

La historia del Greg Mortimer: el crucero varado en Uruguay durante dos meses

Tras dos meses varado en aguas uruguayas los pasajeros fueron enviados a dos hoteles y 24 tripulantes regresaron a España.

El domingo 5 de abril un equipo médico coordinado por el Ministerio de Salud Pública e integrado por voluntarios del CASMU y del Hospital Británico, abordó al crucero Greg Mortimer para evaluar la situación sanitaria de sus 128 pasajeros y 83 tripulantes.

Alrededor de 200 personas dieron positivo y seis fueron trasladadas a centros de salud por problemas respiratorios.

El 10 de abril se realizó el primer corredor humanitario coordinado por parte de Cancillería con el resto de las autoridades. En esta primera fase de la operación, desembarcaron 112 pasajeros australianos y neozelandeses, para poder volver a sus países. Las imágenes recorrieron el mundo. En tanto, el 15 de abril se realizó el segundo corredor humanitario con pasajeros repatriados a Estados Unidos.

Alrededor de 16 tripulantes fueron hospitalizados y uno de ellos falleció el 17 de abril como consecuencia del coronavirus, el golpe más duro para la tripulación.

Finalmente el 12 de mayo tras una larga espera, 86 tripulantes del Greg Mortimer llegaron al Puerto de Montevideo y fueron divididos en dos grupos, según si presentaban o no el virus, y fueron trasladados a dos hoteles diferentes en Montevideo.

El pasado sábado, luego de que se realizaron dos instancias de desinfección del buque, 24 tripulantes partieron en el crucero rumbo a Las Palmas, en España.

Los médicos que evaluaron la situación del crucero y accedieron al buque recuerdan las adversidades de acceso de ese día, ya que además de las condiciones climáticas fue muy difícil llegar hasta el barco. A esto se le sumaba la protección personal que cada uno de los médicos debía llevar consigo para poder evitar el contagio del virus que ya estaba instalado en el barco. Además de la experiencia, los médicos remarcan "la vivencia de agradecimiento por parte de la gente que estaba viviendo en el barco".

MEDICOS GREG

El canciller Ernesto Talvi reconoció que el momento más duro de estos dos meses, fue decidir bajar a los primeros enfermos del crucero "porque estaba en riesgo su vida". A partir de allí, comenzaron los trabajos entre la Cancillería y el resto de las autoridades, hasta terminar con la partida del barco el pasado sábado. "Estábamos despidiendo a personas con las que habíamos entablado un contacto directo, personal y afectivo" reconoció Talvi, quien estuvo presente la mañana que el buque partió hacia España.

TALVI GREG PARTIDA

Dejá tu comentario